miércoles, 27 de febrero de 2008

Montevideo en 1 día

En mi Viaje de CCEE utilizábamos una guía europea a la que llamábamos Guía del Chileno, pues su autor (Gaston Lux) es oriundo de ese país. En realidad se trata de la Guía "Descubramos Europa", la cual es realmente muy completa y práctica.

Sus recomendaciones no solo incluían información de hoteles y paseos, sino también pequeños trucos como ómnibus locales que daban un buen recorrido a cada ciudad, cantidad mínima de días necesarios para una visita básica, recomendaciones para comer, y muchos etcétera adicionales.

En estos días he tenido la visita de amigos extranjeros aquí en Montevideo, así que me decidí a hacer algo parecido... aquí va:

Comencemos la recorrida en el Parque José Batlle y Ordóñez, para visitar el Estadio Centenario (declarado por la FIFA "Monumento Histórico del Fútbol Mundial") que fue sede de la Copa Mundial de Fútbol de 1930 (El Museo del Fútbol funciona Mi a Do de 10a14hs). Muy cerca está el Monumento a la Carreta de José Belloni.

En este gran parque arbolado también está la Pista de Atletismo y el Velódromo, pero no están abiertos a visitas. Ya saliendo del parque (con rumbo al centro de la ciudad) nos encontramos con el Obelisco a Los Constituyentes de 1830 inaugurado en 1938 - obra del artista uruguayo José Luis Zorrilla de San Martín.

En el Obelisco comienza nuestro recorrido por la principal avenida de la ciudad (Av. 18 de Julio, fecha de jura de la constitución de 1830). Transitar por esta popular vía de acceso a la ciudad vieja y el puerto, nos permitirá encontrar interesantes lugares: En la Plaza de Cagancha (conocida por los montevideanos como Plaza Libertad) se encuentra el bello edificio de la Suprema Corte de Justicia, y dos importantes centros de la cultura como el Teatro Circular y el Cine-Teatro Plaza. Más adelante la Plaza Fabini (también llamada del Entrevero por el monumento homónimo de Belloni) nos permite ver a lo lejos el Palacio Legislativo, que visitaremos luego.

Continuando el recorrido por 18 de Julio llegamos a la Plaza Independencia (con la original arquitectura del Palacio Salvo, y el solemne Mausoleo al prócer de la patria: José Gervasio Artigas). Es una buena idea recorrer el Museo de Casa de Gobierno, que reúne la historia de los presidentes de la república (Palacio Estevez - Plaza Independencia 776 - LaV 10a17hs).

En esa misma plaza está la Puerta de la Ciudadela (restauración de los restos de la ciudad amurallada en época colonial), y el comienzo de la Peatonal Sarandí, que será nuestro acceso a la ciudad vieja.

En esta zona podremos ver el Teatro Solís, el Cabildo, la Iglesia Matriz (catedral de Montevideo), el edificio del Club Uruguay (Sarandí 487), y muchísimas construcciones tan antiguas como la ciudad misma, fundada por Bruno Mauricio de Zabala en 1724 por orden de la Corona Española.

En la rambla portuaria encontraremos el Mercado del Puerto (Piedras 237 abierto día y noche), escala ideal para disfrutar de la clásica parrilla con asado uruguayo, los excelentes vinos nacionales, o el tradicional medio y medio. Pegado al edificio de este centro gastronómico, funciona el Museo del Carnaval (Rambla 25 de Agosto 218 LaS 12a18hs).

Para la tarde nos reservamos la visita al Palacio Legislativo (visitas guiadas de LaV 10:30, 11:30, 13:00, 14:00, 15:00 hrs), sede del parlamento uruguayo, que se comenzó a construir en 1908 y se inauguró el 25 de agosto de 1925 en conmemoración del centenario de la Declaratoria de la Independencia.

Es imperdible recorrer la rambla montevideana que cubre los más de 30 kilómetros de costa sobre el Río de la Plata. El recorrido puede comenzar en el Parque Rodó, continuar por la zona del campo de golf en Punta Carretas, las playas de Pocitos, Buceo, Malvín y Carrasco. Si el tiempo es poco lo mejor es concentrarse en Pocitos, y disfrutar del atardecer sobre el mar.

Si cuenta con más tiempo las opciones en Montevideo son variadas (museo antropológico, jardín botánico, hotel del prado, torre de las telecomunicaciones, bar fun fun), y el interior de nuestro país ofrece un gran abanico de posibilidades.

Completar la visita a Uruguay requiere algunos días adicionales para visitar el litoral del Río Uruguay que limita con Argentina hasta llegar a las Termas de Paysandú y Salto, pero también para disfrutar las playas oceánicas de Punta del Este (Punta Ballena, Av. Gorlero, Faro, Isla Gorriti, La Barra, José Ignacio).

Además de Punta del Este, los principales balnearios sobre la costa son: Atlántida (km 45), Piriapolis (km 100), y Rocha (La Paloma y La Pedrera, Valizas y Cabo Polonio, Aguas Dulces y Punta del Diablo).

No deje Montevideo sin tomar mate, comer un chivito al pan, escuchar una cuerda de tambores de candombe, y probar el dulce de leche.

Aquí un mapa con estos lugares señalados.

If you speak in english please visit this blog (Chuck Stull).
.
.

jueves, 21 de febrero de 2008

Por qué un viaje de CCEE

El Grupo de Viaje de la Facultad de Ciencias Económicas y Administración (CCEE) de la UdelaR tiene una historia de más de 60 años (nació casi al mismo tiempo que el de Arquitectura con fines similares), y cuenta con el aval de la Facultad, el MEC y declaración de interés nacional del gobierno uruguayo.

Este año se cumplirá una década de aquel día de abril de 1998 en que tomé mi primer avión rumbo a Miami para comenzar mi viaje de vuelta al mundo, y no son pocas las personas que desde aquellos años me han consultado una y otra vez acerca de los objetivos y características del viaje.

La justificación de Arquitectura parece más sencilla, al decir de la Cra. Arce: "su objetivo es llegar a países con una rica cultura arquitectónica ya sea pasada como presente, y así tener la posibilidad de ver con sus propios ojos lo que antes vieron a través de fotos en sus libros de estudio", pero ¿qué pasa con CCEE?

En el caso de nuestro grupo de viaje, son los propios estudiantes quienes año tras año organizan el viaje, pero también llevan adelante personalmente todas las actividades previas (crear la empresa, planificar, evaluar costos, mercadeo, compras, segmentación, promoción, inversión, rentabilidad) lo cual implica la aplicación de los conocimientos recibidos en la formación universitaria.

Además el grupo de CCEE se auto-gestiona, hace planificación financiera, invierte, y en mi grupo la rentabilidad alcanzó el 89% (un negocio casi único en términos de retorno de la inversión).

Viajar también implica un cambio de cabeza, de formas de comprender el Mundo, ampliar horizontes. Todos los universitarios deberían viajar, cuanto más hoy en un mundo globalizado.

La formación universitaria no es una "carrera", pues no es una "corrida" hasta una meta, es un proceso formativo continuo. La Universidad no se puede restringir a enseñar técnicas y metodologías, tiene que tener (al menos la intención) de formar personas.

Es incorrecto afirmar que "la universidad solo te prepara para ejercer una profesión", la formación universitaria va más allá, aunque no siempre se logre ese objetivo. Creo que ser "universitario" no es conocer únicamente contenidos de una especialidad, sino también hay que tener formación en valores, cultura (en el sentido amplio de la palabra).

Yo veo el viaje de CCEE como ámbito de crecimiento personal, de apertura de cabeza, intercambio cultural, y formación universitaria. Parte de lo educativo está en la gestión del viaje, pero también se visitan universidades, se hacen actividades académicas, encuentros, etc. Esto obviamente es menos tangible que la justificación de los arquitectos.

Yo en el '98 visité universidades (Stanford, San Jose, Berkley), el Banco de la Reserva Federal y otras organizaciones (Oracle, City College) en San Francisco. En el 2007 por ejemplo, llegaron a tener la oportunidad de una serie de actividades académicas en Turquía.

Conocer otras culturas, otros países, otras universidades, integrarse con los compañeros de profesión, ampliar su formación profesional y personal. La camaradería que se desarrolla entre los integrantes del grupo, y las experiencias personales durante el viaje son para siempre.
.
.

viernes, 15 de febrero de 2008

La calculadora en el carrito

Hace algunos años se dice que algún tonto incluyó una calculadora en el carrito del supermercado, para facilitarle al cliente la tarea de sumar los importes de lo que compraba. Más tarde alguno tuvo ganas de repetirlo con lectoras de código de barras. Obviamente es un grave error, pues una de las claves del éxito de la venta en supermercados es que el cliente "tome" los productos sin considerar el total de su compra. Potenciado esto por la posibilidad de pagar con tarjeta, aunque no tenga el dinero suficiente para ese volumen de consumo.

Abandonar un carrito no es solo un tema del e-commerce, tal como se analiza aquí, sino también muchas veces un tema social, como lo contaba Eduardo Galeano en Patas Arriba:

"(...) en los supermercados Jumbo: los sábados por la mañana, hay gente que llena el carrito hasta el tope con los artículos más caros, se pasea entre las góndolas exhibiéndose un buen rato y después abandona el carrito repleto y se va por el costado sin comprar ni un chicle." [Leer Completo]

Pero la tecnología avanza, y ofrece otras cosas: ofertas personalizadas, localización de productos (incluso con RFID), avisos sobre salud. Enrique Dans pone el tema sobre la mesa y nos queda planteada la duda: ¿Se imaginan que la tarjeta de fidelización les permita generar la lista de la compra en casa, recuperarla al llegar al supermercado en la pantalla del carrito, que éste los oriente para encontrar los productos y, a medida que va escaneando los artículos en el carrito, los vaya eliminando de la lista de la compra y proporcionando el subtotal?

Los supermercados tienen mucha información sobre el historial de compras del cliente, que le permitiría focalizar su publicidad y hacerla más efectiva, pero ¿quién lo hace en Uruguay? ¿por qué no se hace? Cada vez que una persona pasa por la caja del supermercado y acumula puntos (millas, sonrisas, metros), se almacena el detalle de la compra asociada al cliente. Los datawarehouse permiten optimizar el acceso a esta información, pero probablemente en nuestro país sigamos sin utilizarlos en todo su potencial.

Lindo tema para una tesis o un trabajo de investigación. Espero alumnos interesados en el tema.
.
.

lunes, 11 de febrero de 2008

Paginas amarillas (de viejas)

Quería compartir una experiencia reciente utilizando las páginas amarillas en Internet, lo cual fue un verdadero desastre.

Necesitaba encontrar casas de repuestos de autos, por lo que comencé utilizando la palabra "automóvil" en el buscador, y el sistema me devuelve solo 3 resultados.

Luego busco "repuestos automóviles" y da un único resultado. Al buscar por "repuesto automóviles" no hay resultados, tampoco si pongo "repuesto automóvil" ni "repuestos automóvil". Al utilizar como criterio de búsqueda la palabra "repuesto" aparecen dos empresas.

Finalmente utilicé "respuestos", y aparacieron varios resultados, pero de temas diversos.

La búsqueda se tornó inútil, no dice cuantos resultados hay disponibles, ni se puede filtrar por departamento. Además la búsqueda es muy lenta.

Este relato lo envié por email a la gente de Volt, y no tuve respuesta. Incluso les mencioné a una nueva herramienta que es competencia directa, para ver si los tentaba a responderme ("mejor enviar un SMS al 1122..."), pero tampoco tuve éxito.

Pensar que una herramienta de búsqueda cometa estos errores parece de otra época, y aún es peor que las empresas no entiendan que deben responder los comentarios de sus clientes.
.
.

jueves, 7 de febrero de 2008

Vinos y Mitos

La mitología entorno al vino no ha quedado solo en manos de Baco. Muchos hablan del tema, y varios mitos se han ido desarrollando:
  • "Los buenos son los roble, que tengan madera" - La realidad es que el vino es fruta. La madera le agrega complejidad en aromas y suavidad en boca, pero muchos buenos vinos no pasan por barricas de roble, y se disfrutan jóvenes.

  • "Mayor precio, mayor calidad" - Si bien es cierto que un vino que requiere muchos años de añejamiento y grandes cuidados en su producción y elaboración, está asociado a mayores costos. También hay excelentes vinos a muy buen precio. También muchas empresas en el negocio del vino usan el precio como llamativo de calidad, por lo que hay que tener cuidado.

  • "Los tintos se toman a temperatura ambiente" - Gran disparate para los días de calor del verano uruguayo. El vino nunca debería servirse a más de 18 grados.

  • "El vino es tinto, los blancos son todos iguales" - Es un error común pensar en el vino blanco como un vino dulce (abocado) y asociarlo al consumo femenino. Un blanco puede ser suave y fresco sostenido en su acidez (como en el torrontés o el sauvignon blanc), pero también puede presentarse complejo y aromático con toques de madera (chardonnay por ejemplo).

  • "Nunca con chocolate, y para el pescado vino blanco" - Si bien el chocolate satura el paladar algunos vinos dulces como el oporto no llegan a ser eclipsados por su sabor. Si se trata de comidas elaboradas con pescados, el vino blanco suele ser buena compañía, pero hay que tener cuidado de que tipo de salsas lo acompañan, pues en el maridaje la clave es que alimento y vino estén en sintonía.
Tomar vino se ha puesto de moda, y los expertos disfrazan el placer del vino, en complejidad inaccesible para el aficionado. El vino es placer, descubrimiento, y experiencia personal. Cada uno simplemente debe encontrar cual es el vino adecuado para cada momento, y disfrutarlo.

Si alguno quiere saber más: La sociedad de catadores dicta cursos (incluso en verano), y también lo ha hecho INAVI. Más que formar expertos, la idea es aportar información a los aficionados.
.
.

sábado, 2 de febrero de 2008

En el camino de Mateo

Anoche nos dimos una vuelta por El Tartamudo (boliche que funciona en la esquina de 8 de Octubre y Berro) donde el músico Jorge Schellemberg lleva adelante la Fundación Eduardo Mateo.

La visita desde Australia de mi prima Alejandra y su marido Steven, justificaban unas cervezas y algo de música uruguaya de la mano del Yair Trío (integrado por Ney Peraza en guitarra, junto al cantante, percusionista y compositor Yair Flores, y el percusionista Ernesto Díaz).

A la sonoridad del veterano Yair (quien integró a principios de los 70 un dúo con Eduardo Mateo) se sumó como invitado de lujo en algunas canciones, el swing de Nicolás Ibarburu en guitarra, quien sin lugar a dudas le agregó muchísimo al show.
Sobre el final del toque, Jorge Schellemberg se auto-invitó para sumarse en los coros del candombe La Lisa.
Un lugar excelente, con muy buena música, y buena comida.

[Foto: Steven,01/Feb/08]

.