viernes, 8 de febrero de 2013

Facebook vs Twitter: una verdadera pelea?

Tengo 800 "amigos" en Facebook (FB) y sigo a algo menos de 300 usuarios de Twitter (TW). Mi presencia en esas redes sociales empezó en 2008 y 2007 respectivamente. Aquí algunas reflexiones personales sobre ambas herramientas:

En FB veo mucha vida social (fotos de vacaciones y de viajes, noticias de graduaciones, embarazos, nacimientos, graduaciones, divorcios y cosas así). También en FB el muro se llena de mensajes de religioso-espirituales-positivos, estados de ánimo y circunstanciales, sorteos y promociones. Por supuesto que hay frases ingeniosas, crítica política, enlaces a videos musicales y reflexiones en general para las que en generar hay que hacer clic en "ver más" (en FB el espacio no importa, las fotos son muchas, los textos largos, la cantidad de información se prefiere sobre la calidad).

FB tiene además un chat mezclado con correo electrónico que en muchos adolescentes es el medio de comunicación por excelencia, y por sobre todas las cosas avisa de los cumpleaños. Y en contrapartida de tantos datos de los usuarios (nombre real, lugar de nacimiento, edad, relaciones sentimentales, me gusta y opiniones), FB arma campañas publicitarias tan focalizadas que una empresa puede mostrar su aviso sólo a las mujeres uruguayas mayores de 40 años, sin pareja, a las que les gustan los gatos y son hinchas de Peñarol.

TW limita la verborragia a 140 caracteres (y quien envía muchos tweets seguidos se convierte en un pájaro molesto en la pantalla), deja las fotos y enlaces para quien quiera hacer clic y entrar a ver, está mucho más asociado con la referencia a sitios, las líneas de conversación comunes (#hashtags), la información pública - comunitaria y la movilidad (por su gran vínculo con la telefonía celular y su origen similar a los SMS).

En TW no es necesario "hacerse amigo", puedo seguir a quien no le interesa seguirme o leer a todos quienes intervienen en un diálogo de algo que me interesa circunstancialmente. También hay frases demasiado célebres, lugares comunes, chistes del momento y gente que habla por hablar, pero son menos (¿resultado de mi elección personal o tendencia global?).

TW también es un lugar para las empresas. Quizás no para los avisos publicitarios tradicionales, pero si para el servicio al cliente, la toma de reclamos, el seguimiento de la reputación online y la promoción. No hay tantos datos personales, pero sí hay muchísima opinión libre, abierta.

FB sin embargo me ha resultado mejor para escuchar grupos específicos de personas. Sumarse al grupo de los estudiantes de la Facultad, es como es estar en los pasillos del ex-Pedro Visca atento a lo que les molesta, les preocupa y les gusta. Aunque no hay demasiado diálogo ahí, hay lugar para preguntas y respuestas a las necesidades individuales de cada uno (no veo tanta comunidad, sino más bien demandas y respuestas).

Para escuchar lo que la gente opina de un hecho político, un conferencista durante su exposición, o seguir la evolución de una crisis, me parece mucho más práctico ir a TW, ya que es un espacio abierto donde navego a piacere y me detengo cuando lo considero necesario.

Ex compañeros de Facultad, viejos niños con los que compartí la escuela, familiares directos y lejanos, conocidos que se han radicado en el exterior, gente con la que trabajo y he trabajado, amigos de los que no veo nunca y también los que veo muchísimo en el mundo real, todos se mezclan en mi FB lleno de color, frases y saludos (la mayoría similares a "tenemos que juntarnos un día de éstos").

Mi tweet line tiene a periodistas con los que discrepo, políticos de moda que intentan llegar lejos, académicos que seguramente jamás se interesarían en responderme un correo electrónico, docentes de aquí y allá que tiran referencias a cosas interesantes - aunque casi nunca puedo hacerme tiempo de leerlas, colegas y amigos que cuentan en qué proyectos están.

Esa ha sido mi selección personal. No me atrevo a decir que otras combinaciones sean más efectivas, tengan más mezcla de contenidos o sean mejores, pero por lo que leo por ahí las diferencias tecnológicas (y las intenciones de sus creadores) generan usos distintos.

TW está pensado para intercambiar ideas, con links y frases breves que se distribuyen públicamente, abiertas. Donde uno elige a quien escuchar, y cualquiera puede escucharlo a uno si tiene algo interesante para decir.

FB está armado para intercambiar multimedia: fotos, videos, audios, textos, archivos entre "amigos". Es un gran captor de información de marketing, para segmentación extrema en contextos de big-data.

¿Cómo lo ven ustedes?

[Imagen tomada del artículo Facebook vs Twitter 2012 en Taringa]
.
.