domingo, 28 de octubre de 2018

La Revolución Tecnológica

Los amigos de Ediciones de la Banda Oriental tuvieron la gentileza de hacerme llegar el libro "La revolución tecnológica. ¿El fin del trabajo?" del economista Juan Manuel Rodríguez, que seguramente resultará de interés para quienes no estén involucrados en el tema y quieran acceder a una visión del impacto cercano, principalmente a nivel de nuestra región.

Una de las preguntas que se intenta resolver tiene que ver con el futuro del trabajo, por lo que se analiza qué tareas quedarán todavía reservadas a los humanos.

Los humanos aún somos mejores que las máquinas cuando se requiere flexibilidad, es necesario un análisis del contexto, o se trata de problemas nuevos, pero también nos diferenciamos por hacer jugar nuestros afectos, en las decisiones. Aunque ya hay robots capaces de de interpretar los estados de ánimo y actuar en consecuencia.

La resolución de problemas no estructurados, el trabajo con información nueva y tareas manuales no rutinarias, aún estarán por un tiempo en manos de los humanos. En cuanto a tareas cognitivas o manuales rutinarias, ya es claro el predominio de las computadoras/robots.

Las necesidades de trabajo cambian, pero implica educación y formación profesional que requiere tiempo, por lo que existirá un período de transformación educativa mientras los nuevos empleos sustituyan los que se pierdan por los cambios tecnológicos. Hay un inevitable impacto negativo hasta que la economía y la sociedad integran la transformación y se generan nuevos empleos, con personas capaces de asumirlos.

Un puesto de trabajo es una combinación de tareas que en distinto grado pueden requerir destreza manual, originalidad, arte, percepción social, negociación, persuasión, asistencia y apoyo social. Por lo que la sustitución no tiene por qué ser total del puesto del trabajo, sino que puede afectar algunas de las tareas que realiza una persona, y es más probable que se trate de complementación.

Además, al final, la decisión será de rentabilidad, por lo que la sustitución puede ser por desplazamiento o por productividad. En el futuro cercano tendremos menos trabajos mecánicos y más tareas creativas, de planificación, control y supervisión.

Veremos también cambios en las condiciones de trabajo, el marco regulatorio (por ejemplo, actualmente existe el desafío de la regulación del trabajo atípico a través de plataformas) y las relaciones laborales (con cambios profundos en la negociación colectiva, la representación sindical y la educación permanente como derecho), que requieren a su vez un nuevo contrato social.

Pero el libro no se queda sólo en el tema del trabajo, analiza las dinámicas de la economía digital en términos de concentración de mercados, privacidad, desigualdad y políticas públicas, que permite al lector reflexionar por los caminos que estamos recorriendo y los futuros posibles que tendremos por delante.
.
.

miércoles, 17 de octubre de 2018

Compra de Paquetes Turísticos por Internet

¿Alguna vez buscaste o compraste un paquete turístico por internet? ¿Cuál fue tu experiencia? Tomate 5 minutos y para responder esta encuesta en la que estamos trabajando junto a colegas de Brasil:


https://investigacion-turismo-online.firebaseapp.com


Esta investigación forma parte de un Trabajo Final de Maestría en Administración de la Universidad Federal de Rio Grande - FURG / BRASIL en asociación con la  Facultad de Ciencias Económicas y de Administración / FCEA- Universidad de la República que tiene por objetivo analizar el comportamiento de compra de consumidores que ya han buscado o comprado en sitios de Agencias de viajes online.

La investigación trata de una situación hipotética en la que usted está interesado en comprar un paquete turístico por Internet.

Para participar en el estudio, usted debe ser mayor de 18 años y haber buscado o comprado un paquete turístico por internet en los últimos 12 meses.

No hay necesidad de identificación. Recordamos que no hay respuesta CORRECTA o EQUIVOCADA, sólo queremos saber su opinión. Por lo tanto, le pedimos que sea sincero y trate de no no dejar preguntas sin responder, a menos que tenga dudas.

Muchas gracias por su participación!

martes, 9 de octubre de 2018

Marketing Digital: Atraer, Vincular y Convertir

No es buena idea utilizar los principios del marketing tradicional para moverse en el Internet actual, pues el marketing digital tiene sus propias reglas:

Atraer en vez de interrumpir
Vincularse en vez de emitir
Convertir en vez de esperar

Para aclarar un poco todo esto y brindar un modelo práctico enfocado en convertir acciones en resultados, cuantificables y escalables, Raquel Oberlander (Directora General Creativa y Digital en Notable Publicidad) y Roí Shahaf (Emprendedor digital con base en Israel) publicaron el pasado mes de setiembre el libro "El AVC del Marketig digital" - editorial Planeta.

En el capitulo destinado a "Atraer", desarrollan la idea del nuevo consumidor y los públicos, en relación a internet y las redes sociales virtuales.Este módulo del modelo AVC "consiste en definir qué es lo que vendemos efectivamente, (producto o servicio), a qué público está destinado, y cuál es la promesa central de nuestra marca: Qué problema resuelve nuestro producto para ese público y con qué mensaje lo hará".


Luego pasan a "Vincular", poniendo foco en los contenidos - que seguirán siendo rey absoluto de la comunicación, los medios, las campañas y la importancia de contar historias que construyan la relación y generen resultados. "Se trata de que transformar a
personas desconocidas o lejanas en personas dispuestas a comprar nuestro producto o servicio, proporcionando ciertos contenidos que sean relevantes para ellas en alguno de los canales de nuestro ecosistema digital, para lograr determinada cantidad de ventas en un período de tiempo determinado".

Finalmente para el capítulo de "Convertir", se desarrollan indicadores de resultados (KPI) y la importancia de la experiencia del cliente, recuperando tres conceptos fundamentales: retención, rentabilización y recuperación, y explicando cómo calcular el lifetime value.

[El libro se presentará en la 14ª Feria Internacional del Libro, el próximo viernes 12 de octubre a las 18 horas en el salón Dorado de la Intendencia de Montevideo]
.
.


jueves, 4 de octubre de 2018

Entrevista sobre cómo se fabrica un rumor

Tras mi conferencia en #GX28 sobre el origen de los rumores y fakenews en las redes sociales, el portal dnegocios.uy me entrevistó para saber un poco mas del tema.

¿Las noticias falsas son de ahora o siempre existieron? ¿Cuáles son sus antecedentes previos a la era de la “compartibilidad”?

Los rumores siempre existieron, pero la gran diferencia con lo que sucede en estos momentos, tiene que ver con la amplificación que permiten las redes sociales virtuales.

El rumor no queda en el barrio, el trabajo o el centro de enseñanza. No sólo nos cruzamos con gente en el ascensor, el almacén y los vecinos. Tenemos a toda nuestra red de contactos a un clic de distancia, pudiendo llevar nuestro mensaje a cualquier persona en el mundo (pensemos en la teoría de los seis grados de separación). La capacidad de difusión es enorme, y las redes son sitios de contenidos generados por los propios usuarios, por lo que todo está armado para que sea muy simple y tentadora la reproducción de los contenidos.

¿Cómo se fabrica un rumor en las redes sociales?

Las claves en el éxito de la difusión tienen que ver con el emisor confiable (el vínculo familiar, el nombre de un colegio, el lugar de trabajo), alguien o algo que agrega confianza (médico, centro de salud, la aduana, la televisión), y un daño contingente cercano (drogas de diseño, gratis, hijos). Todo esto se refuerza pues cada persona lo recibe de un amigo, alguien de su confianza que hace propias las palabras que recibió y las transmite tal como le llegan. Cada persona no recibe un mensaje genérico, lo siente personalizado, y recién nacido.

En mensajes falsos o errados que han circulado en redes sociales virtuales, hay algunos elementos característicos que se repiten: mezcla de verdad y mentira, contextos que no corresponden, un emisor confiable, alguien o algo que agrega confianza, un posible daño cercano.

¿Cómo hacemos para detectar y neutralizar una fake news?

Para detectar este tipo de rumores y fakenews la clave está en desconfiar como primer paso tras recibir un mensaje que presenta alguna de esas características que señalaba.

Hay que preguntarse si el emisor es confiable, hace cuánto que está publicado, qué medios (de mi confianza) se han hecho eco del tema, y qué fuentes cita la publicación. Pero también verificar si hay enlaces a las instituciones que se mencionan, y si figura la noticia en sus portales oficiales. Podemos buscar en internet mensajes similares, ver fechas y lugares en que fueron publicados y especialmente si se ha modificado o agregado información.

Las organizaciones que quieran evitar verse involucradas en este tipo de situaciones que pueden afectar su marca, deben procurar estar presentes en redes, y participar activamente de los intercambios. La comunicación en medios digitales junto a la gestión de comunidades virtuales y de la reputación online, son elementos fundamentales para atender rápidamente incidentes y reaccionar a tiempo.

Hay fake news que circulan en redes sociales, como por ejemplo, que Whatsapp va a cobrar, etc…pero hay fake news que vienen de emisores “confiables” como los medios. ¿Cuáles son los objetivos en ambos casos?

No siempre hay un objetivo, ya que en cuanto al origen de este tipo de rumores podemos identificar situaciones tan diferentes como: bromas (páginas de noticias falsas); malos entendidos (deformación del mensaje); dinero (generar tráfico a una página de publicidad); daño (perjudicar la reputación de una persona o marca); ideología (crear estados de opinión para favorecer ciertas ideas), además de otras comunicaciones que pueden estar asociadas a virus informáticos, maleware, phishing, etc.

¿Editar o sacar de contexto una frase o una declaración, es un tipo de fake news?

Por supuesto. Toda alteración de los hechos puede generar desinformación. No se trata sólo de noticias falsas, sino también de deformación de la realidad, que da lugar tanto a formarse una opinión errónea, cómo reforzar ideas o preconceptos de ciertos grupos de afinidad.

¿Qué recomendarías a los lectores o usuarios de redes para no “comerse” el sapo de las noticias falsas en la era del clickbait?

En procura de esclarecer cómo es que estos rumores se viralizan en la Web 2.0,  Paul Graham publicó recientemente algo que se podría traducir más o menos así: "una de las razones por las que la mentira se extiende más rápido que la verdad es que la gente las necesita más. Es fácil encontrar la confirmación de las creencias correctas, pero la confirmación de las equivocadas es poco frecuente. Entonces, las personas con creencias erróneas tienden a estar famélicas porque les sean confirmadas y ansiosamente consumen cualquier cosa que así se los prometa".

Esto no es más que lo que se conoce como el sesgo de confirmación (confirmation bias): tendencia a favorecer, buscar, interpretar, y recordar, la información que confirma nuestras propias hipótesis. Así que, además de desconfiar, debemos abrirnos a círculos de opinión diversos, para enriquecer nuestras fuentes de información y poder contrarrestar las distintas versiones de los hechos y opiniones que recibimos.

[Nota original en dnegocios.uy. También se referenció la conferencia en El Observador y en Evaluando Software]
.
.

martes, 25 de septiembre de 2018

¿La profesión contable debe cambiar?

La pregunta que me hicieron desde la directiva del Colegio de Contadores Administradores y Economistas del Uruguay (CECEAU), como disparador de mi conferencia en el marco de la celebración de los 125 años de la institución fue un desafío muy interesante.



Mi respuesta este miércoles 26 de setiembre, ya les les adelanto que es un "sí" rotúndo.

El rápido desarrollo de tecnologías vinculadas a los sistemas de información y la gestión de organizaciones, está transformado el papel de la profesión contable.

Las claves del futuro de la profesión seguramente estarán vinculadas a focalizarse en agregar valor a las organizaciones, proporcionar asesoramiento estratégico de las organizaciones para navegar en un entorno empresarial volátil y un terreno regulatorio incierto, tener la capacidad de adaptar, aprovechar y utilizar la tecnología en beneficio de las empresas, el gobierno y la sociedad, y posicionarse como un asesor de confianza con un importante peso de un código de ética global.

La profesión debe cambiar, incorporando habilidades digitales, para hacer su aporte significativo a la transformación de la sociedad. Encontrar rápidamente cuáles son esos contenidos y competencias que se deben desarrollar específicamente para la profesión contable, es lo que determinará si seguiremos contando.

[Video completo de la conferencia, disponible para socios del CCEAU en su web]
.
.

lunes, 24 de septiembre de 2018

FakeNews y Rumores 2.0

Ya antes en el blog conté sobre mi conferencia en la Maestría en Comunicaciones Integradas de Marketing de la Universidad del Pacífico (Chile) sobre el tema de los Rumores 2.0, e incluso escribí una nota en prensa sobre el asunto a partir del famoso "juego" de Ballena Azul.

En mensajes falsos o errados que han circulado en Whatsapp, Facebook y Twitter, hay algunos elementos característicos que se repiten:
  • mezcla de verdad y mentira
  • contextos que no corresponden
  • un emisor confiable
  • alguien o algo que agrega confianza
  • posible daño cercano.

En cuanto al origen, podríamos pensar en: Bromas (páginas de noticias falsas); Malos entendidos (deformación del mensaje); Dinero (generar tráfico a una página de publicidad); Dañar (perjudicar la reputación de una persona o marca); Ideología (crear estados de opinión, para favorecer ciertas ideas), además de otras comunicaciones que pueden estar asociadas a virus informáticos, maleware, phishing, etc.

En procura de esclarecer cómo es que estos rumores se viralizan en la web 2.0,  Paul Graham publicó un tuit que se podría traducir mas o menos así: "una de las razones por las que la mentira se extiende más rápido que la verdad es que la gente las necesita más. Es fácil encontrar la confirmación de las creencias correctas, pero la confirmación de las equivocadas es poco frecuente. Entonces, las personas con creencias erróneas tienden a estar famélicas por que les sean confiramdas y ansiosamente consumen cualquier cosa que así se los prometa".

Esto no es mas que lo que se conoce como el sesgo de confirmación (confirmation bias): tendencia a favorecer, buscar, interpretar, y recordar, la información que confirma nuestras propias hipótesis.

Sobre estos temas tuve la oportunidad de hablar con Cris Richeri en mi columna de Economía Digital por la 1410 AM que se puede escuchar y ver aquí.

También expuse sobre estos temas en el Evento Genexus de este año bajo el lema: ¿Cómo se fabrica un rumor en redes sociales?




Esta conferencia fue además referenciada por los siguientes medios:

Y en una entrevista en Radio Nacional.

[Para estar actualizado en este tipo de Rumores, los invito a seguir @QTodoesMentira en Twitter]
.
.

martes, 24 de julio de 2018

Sobre la validez de las encuestas en Twitter

En base a varios intercambios en redes sobre la validez de las encuestas en Twitter, generé un artículo en el blog sobre el tema, y luego aproveché las votaciones que hizo la FIFA en esa red social para intentar explicar cómo el sesgo había dado un resultado tan favorabe a Uruguay.

Luego tuve la oportunidad de charlar sobre el tema en mi columna de Economía Digital, junto a la periodista Cris Richeri, en el programa "Hoy no es un día mas" por la 1410 AM.

Ahora fui invitado a escribir en el espacio Dínamo de la diaria, y publicaron este artículo sobre el tema como parte del ciclo "La democracia y el nuevo contexto digital":

Se acercan tiempos electorales y surgen una y otra vez encuestas en redes sociales virtuales, en especial en Twitter, preguntando por candidatos en las internas, preferencias entre grupos políticos y también posibles presidenciables entre partidos. La tentación es grande: son fáciles de implementar, se pueden obtener muchas respuestas de manera sencilla, los datos quedan visibles de inmediato, la herramienta es muy simple y está al alcance de todos. Pero ¿para qué sirven las encuestas en Twitter?

Este tipo de sondeos tiene múltiples limitaciones, pero las primeras que saltan de la vista son la cantidad de opciones que se pueden presentar (un máximo de cuatro) y la imposibilidad de presentar dichas opciones en un orden aleatorio.

Además, la política de Twitter respecto de las encuestas establece que cuando un usuario vota, su participación “no se muestra a otras personas: ni el creador de la encuesta ni los demás participantes pueden ver quién ha votado o cuál fue su voto”, lo cual es bueno en término de protección de la privacidad, pero hace imposible cualquier intento de análisis de los resultados obtenidos.

La clave en una encuesta, como instrumento de investigación descriptiva, está en determinar una muestra representativa y/o poder segmentar los resultados obtenidos, para hacer la extrapolación que permita brindar conclusiones sobre el universo analizado.

Las encuestas de Twitter son abiertas a cualquiera que las reciba y quiera participar, por lo que se hace imposible tener una muestra representativa, ya que no hay control sobre quienes responden. Algunos usuarios en las redes sostienen que si la cantidad de votos es un número “grande”, se puede inferir que la encuesta llegó a tener respuestas de personas muy diversas, traspasando los límites de los círculos de afinidad, y por lo tanto podría ser representativa de la comunidad de usuarios en Twitter. Pero si la encuesta no recibe el retuit de personas que sean referentes de distintos sectores de la sociedad para acceder a nuevos círculos de opinión, los resultados tendrán un sesgo importante relacionado al grupo de seguidores de su creador. Sin embargo, difícilmente se tenga control sobre el comportamiento de los usuarios de la red, y el análisis de comunidades virtuales en su vinculación a temas específicos no es nada sencillo de monitorear durante una acción de este tipo.

Aun si tuviéramos las respuestas de 100% de los usuarios uruguayos de Twitter, ¿sería representativa del total de la población del país? Por supuesto que no. Según los datos del Perfil del Internauta Uruguayo elaborado por Grupo Radar en 2017, Twitter sólo era utilizado por 17% de los usuarios de redes sociales, que a su vez son 85% de los usuarios de internet en Uruguay. Además, si analizamos a los usuarios de Twitter, seguramente exista cierta predominancia de algunos sectores de la sociedad (nivel socioeconómico, edad, educación, etcétera), por lo que también sería un resultado sesgado.

Finalmente, al no tener las características de quienes votaron, tampoco podemos saber qué grupos de personas respondieron las encuestas, a qué círculos de afinidad pertenecen (problema de sesgo) y lo que es aun peor: qué peso tienen los votos de usuarios falsos, personas con múltiples usuarios o acciones realizadas con cuentas automatizadas (bots).

Es importante tener presente que este tipo de funcionalidades en Twitter fueron creadas para generar interacción entre los usuarios (por ejemplo, a través del humor) y para desarrollar estrategias de marketing, pero no para hacer investigaciones científicas que posibiliten extraer conclusiones válidas.

Nada de lo anterior se debe confundir con técnicas estadísticas como las utilizadas para recoger respuestas por internet en una consulta online autoadministrada, en las que se obtienen datos sobre los individuos para corregir el sesgo natural de la muestra ponderando los resultados según la composición del universo, para lo cual generalmente se utiliza una encuesta tradicional.

Las encuestas requieren de una muestra representativa o una estrategia de segmentación posterior a los resultados, para poder extrapolar y aportar datos válidos. Nada de esto es factible de realizarse por medio de encuestas en Twitter. Es posible que, en tiempos electorales, las encuestas de este tipo en redes sociales virtuales tengan un objetivo de promoción más que de analizar las opiniones de la población. Ciertamente, el desconocimiento de las limitaciones de estas herramientas por parte de los usuarios puede llevar a decisiones influenciadas por información sesgada y sin respaldo científico.

[Artículo publicado en la diaria, 24/07/2018]
.
.