martes, 14 de enero de 2014

Hagamos un trato

Propuesta de contrato con los hijos para darles un teléfono móvil / smartphone, armado en base a la experiencia de Janell Burley Hofmann recogida en esta nota de El País.

1. Este teléfono lo compraron y pagaron tus padres, por lo tanto no es tuyo. Tus padres te lo prestan.

2. Tus padres sabremos siempre la contraseña, aunque respetaremos tu intimidad y si necesitamos ver algo lo haremos junto a vos.

3. Cuando atiendas el teléfono saludá cordialmente. Y siempre atendé la llamada de tus padres, sin excepciones.

4. Si estás en casa, el teléfono deberá estar apagado cuando te vayas a dormir.

5. Mientras estés en clase el teléfono también estará apagado. En los recreos seguramente sea mejor que hables personalmente con la gente, a que lo hagas por teléfono.

6. Cualquier daño al equipo es tu responsabilidad, y deberás pagarlo. Lo mismo con las actualizaciones, que estarán a tu cargo.

7. No uses el teléfono para mentir o dañar a otra persona.

8. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas nada a través del teléfono que no estarías dispuesto a decir personalmente.

9. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas a alguien algo que no le dirías en voz alta o que no te gustaría que digan a vos o sobre vos. Tomate unos segundos para pensar antes de enviar algo.

10. Acordate que estás usando un teléfono que es de tus padres. No lo uses para cosas que te incomodarían si nosotros las llegamos a ver. Si tenés dudas, hablemos al respecto.

11. Ponelo en silencio o en modo vibrador cuando estés en lugares públicos. Especialmente en espectáculos donde podés molestar a otros y mientras hablás con otra persona.

12. No envíes ni recibas imágenes íntimas tuyas ni de otras personas. Internet es más poderosa que vos. Lo que se sube a Internet es muy difícil de borrar de manera definitiva. No perjudiques ni tu reputación ni la de otros.

13. No exageres con las fotos y videos. Viví tus experiencias, no todos los momentos  necesitan documentarse.

14. No te preocupes si un día dejás olvidado el teléfono en casa. No es un ser vivo ni una extensión de tu cuerpo. Aprendé a vivir sin él.

15. Aprovechá a bajar música, series y películas diferentes a las que escuchan o ven tus amigos. Tu generación tiene acceso a más información que cualquier otra de la historia. Aprovechalo.

16. Jugá, divertite, aprendé, experimentá.

17. Mantené tus ojos abiertos. Mirá fuera de la pantalla el mundo que te rodea. No todas las respuestas están en google.

18. Probablemente cometerás errores, e incumplirás con este contrato. Te quitaremos el teléfono, nos sentaremos y hablaremos sobre el asunto, para volver a empezar. Tanto vos como nosotros estamos aprendiendo a usar la tecnología, es un camino que recorreremos juntos.

[creo que está bueno para modificarlo, adaptarlo y recrearlo junto a los hijos]
.
.