martes, 16 de septiembre de 2014

Debo contarles un secreto

No somos pocos los que nos dimos cuenta hace tiempo que en realidad ya no hay diferencias entre la Pilsen y la Patricia, y que existen otras opciones de cerveza, apostando a los sentidos, al verdadero disfrute y al descubrimiento.

El secreto que tengo que contarles se conoce como UBC, un club que "es casi una hermandad", y que en su filosofía declara ser "una cofradía de aquellos que quieren disfrutar más de lo que la vida nos ofrece y respetamos los valores que creemos fundamentales. Creemos en el valor de lo físico, lo análogo y el trabajo manual: no renegamos del desarrollo, simplemente apreciamos el esfuerzo de hacer las cosas de la forma difícil. Respetamos el valor de la palabra y confiamos antes de sospechar. Nos gustaría que aunque no los conozca, considere a los otros miembros del club como sus amigos. Siempre nos trataremos con respeto y honor en el entendido que todos tenemos diferencias pero son nuestros valores los que nos unen".

Se trata del Underground Beer Club, que mensualmente presentan tres nuevos estilos de cerveza artesanales uruguayas "producidos especialmente para el club, únicas e irrepetibles". Cada mes envían a los socios registrados la información sobre las cervezas y ellos elijen hacerse del set o no. Con el objetivo de evangelizar y compartir, el club ofrece siempre dos botellas del mismo tipo de cerveza.

Y como son buenas gentes, combinan cordialidad con eficiencia logística y ofrecen excelentes cervezas, decidí romper el secreto y compartirlo. Únanse al club!

Hace unos días fue el primer encuentro para aprender un poco más, y estuvimos tomando cervezas IPA de Davok. Conocimos la impronta que ofrecen los distintos tipos de lúpulo (el viejo conservante natural de la cerveza, que aporta amargor y aromas): German Hallertau Blanc y Citra por separado (single hop), pero también combinadas con el lúpulo Amarillo en la combinación de la IPA tradicional de Davok de 42 IBU y 6,2% de graduación alcohólica.

Y el maestro cervecero Alejandro Baldenegro contó que la pilsner checa utiliza un lúpulo específico que le da denominación de origen: Saaz de la ciudad de Zatec.

Para cerrar la noche, pero no la charla, probamos la Imperial IPA de Montevideo Brew House (con muchos IBUs de puro rock) y la Triple Pete otra imperial IPA de 100 IBUs de amargor y 9,5% de alcohol (homenaje a la visita de Pete Slosberg para la 1ra. Copa Nacional y Sudamericana de Homebrewers).
.
.