martes, 18 de diciembre de 2018

Pasos hacia la transformación digital

Hace ya casi 20 años comenzamos un siglo marcado por un contexto de volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad (VUCA, por sus iniciales en idioma inglés). Ya parece una obviedad decir que la economía digital está marcada por la movilidad, el acceso inmediato a la información, el surgimiento de pequeñas empresas innovadoras, la inclusión, los modelos colaborativos, las plataformas y la aparición de nuevos actores disruptivos.

Las empresas deben moverse en este entorno complejo, en el cual la flexibilidad y la gestión del conocimiento son claves importantes para su supervivencia y éxito.

Es así que, en los próximos años, las organizaciones deberán adaptar sus sistemas de información a un nuevo modelo que les permita mantener la solidez y confiabilidad de los ERP, pero al mismo tiempo incorporar nuevos sistemas mucho más flexibles y de rápido despliegue para atender el surgimiento de nuevos procesos, la automatización y negocios con un diseño innovador.

SAP, que fue el creador de los sistemas transaccionales tal como los conocemos y líder absoluto en ese segmento a nivel mundial, ofrece hoy un portafolio muy amplio en cuanto a soluciones de software, ya que rápidamente entendió que no podía seguir siendo una empresa monoproducto, basada en el ERP como único sistema de información de las organizaciones, pues en el contexto actual las empresas requieren de otras herramientas mas diversas.

En los últimos años SAP amplió significativamente la oferta, incluyendo soluciones de altísima calidad vinculadas a la gestión de clientes, el marketing digital, la gestión de personas y las plataformas necesarias para la economía digital.

Pero sin dudas la herramienta más potente que se ha incorporado es Hana, ya que se trata de una base de datos en memoria que permite combinar en un único repositorio: datos transaccionales y sistemas de apoyo a la toma de decisiones.

Con SAP Hana ya no requerimos de los duros procesos de extracción, depuración y transformación de los datos, para luego cargarlos a una base multidimensional separada de la transaccional.

Así, SAP Hana ofrece la posibilidad de conocer lo que está pasando en la organización, en nuestros clientes y en el entorno, en tiempo real con el mayor grado de detalle posible, llegando al origen de cada indicador definido.

Las empresas que no utilizaban SAP hasta ahora tienen la oportunidad de adquirirlo, tanto soluciones para grandes empresas como sistemas para pymes, directamente con la base de datos Hana y toda la última tecnología de SAP.

Quienes ya son clientes de SAP pueden iniciar de inmediato el proceso de migración de sus sistemas actuales y/o incorporar soluciones complementarias en la nube, con lo que alcanzan mucha mayor flexibilidad para desarrollar nuevas funcionalidades, reformular procesos y gestionar el conocimiento en la organización.

El proceso de pasar a SAP Hana requiere prestar atención a algunos pasos, ya que hay que migrar en primera instancia la base de datos tradicional a esta nueva base de datos en memoria, para luego iniciar el proceso de upgrade propiamente dicho, con el objetivo de incorporar las funcionalidades de SAP S/4 en Hana.

En Invenzis queremos acompañar a nuestros clientes en el proceso de transformación organizacional, que va mucho más allá del software, y que requiere de consultores con trayectoria, experiencia reconocida, capacidad profesional y visión de negocios.

Cada vez más no se trata únicamente de incorporar las mejores prácticas, en lo cual SAP siempre fue pionero, sino también de dotar a las organizaciones de las herramientas que permitan velocidad al momento de incorporar nuevos modelos de negocio para la economía digital.

Es clave empoderar a los equipos de trabajo de las empresas, con el acceso a la información adecuada para la toma de decisiones, herramientas que le permitan modificar rápidamente sus procesos de gestión y adecuarlos a las nuevas estrategias.

Finalizando esta segunda década del siglo XXI, no sólo se trata de que la alta gerencia tome lineamientos estratégicos firmes y enfocados a los objetivos de la organización, sino también que la información fluya en toda la organización para actuar en tiempo real ante las necesidades de los clientes, se tenga flexibilidad en el abastecimiento y la cadena de valor, y se adapten los procesos productivos internos a las nuevas soluciones de negocio que surjan.

[Publicado originalmente en el blog de Invenzis]
.
.