viernes, 22 de enero de 2010

Entender al Cliente

Sigo con la versión de "verano" de este blog, con un chiste que con humor sirve para reflexionar qué tanto las empresas brindan sus servicios pensando en las necesidades de los clientes.

La escena ocurre en un restaurante de lujo cuando el mozo se acerca a los recién llegados y les pregunta:
- Bienvenidos ¿Que se servirá la pareja?
- A mi me trae una langosta Thermidor y una botella de su mejor champagne
- ¡Excelente decisión! ¿Y a su esposa?
- A mi esposa le hace una llamada y le dice que lo estoy pasando genial.


.
.