domingo, 13 de junio de 2010

Cerros a la orilla del río San Juan

El viernes a la noche estuve en una cata en El Palenque organizada por Invenzis, donde estuvimos probando unos vinos de la bodega Los Cerros de San Juan, bajo la batuta del sommelier Javier Muyala y parte de la familia Terra.

Comenzamos con un espumoso natural Pinot Noire rosé, nacido en la cosecha 2006 y con segunda fermentación en botella de acuerdo al método champenoise. Realmente un muy buen vino ("a pesar de ser rosado") con suaves burbujas y equilibrada acidez. Si bien recuerda los buenos resultados de la bodega en rosados (como el Lahusen), a mi gusto personal no llega a los niveles de otros espumosos uruguayos.

Seguimos con un vino blanco - San Juan Riesling 2009 - que es un clásico de la bodega de Colonia, reconocido por su suave color dorado, las notas frutadas (¿membrillos?) y su fresca sensación en boca.

En tintos tuvimos dos botellas de la línea Maderos (que trae el recuerdo de las viejas rimas populares): Pinot Noir 2006 (con 18 meses de barrica y casi dos años en botella) y un Tannat 2005 (con el mismo tiempo de barrica y más de 36 meses de botella).

El Pinot Noir sorprende por su calidad, en una cepa que ha tenido muy pocos éxitos en Uruguay. Han logrado colores intensos a partir de la concentración de fruta, y aunque queda algo corto su final en boca, se sostiene en su acidéz.

La copa de tannat llegó junto a las carnes de El Palenque y se notó robusto pero redondo, prácticamente sin la astringencia de otros tiempos y perfectamente adecuado para los jóvenes paladares, lo cual seguramente tiene mucho que ver con el joint venture que la bodega hizo con Chandon de Argentina para las primeras elaboraciones de este vino.

Especialmente en el tannat recomiendo su decantación al momento del servicio, ya que al tratarse de un vino sin filtrado, pueden aparecer bastantes taninos como sedimentos en el final de la botella.

El cierre fue con el cosecha tardía Cuna de Piedra Gewurztraminer, que si bien no sobrepasa los 12,7 grados, se muestra vigoroso y con un agradable equilibrio de acidez y fruta.

[En esta semana prometo publicar mis "recomendados" del Salón del Vino del Geant]
. .