martes, 30 de diciembre de 2014

El año de la selfie

Comparto con la Fundéu BBVA que la palabra del año es «selfi», así en su versión castellanizada o la original en inglés: «selfie».

Yo conocí la palabra tardíamente, cuando en los medios sociales se empezó a hablar de la foto que se había tomado Ellen DeGeneres en la entrega de los premios Oscar.

Me resultó interesante el esfuerzo publicitario de Samsung, pero mucho más lo difícil que era ocultar que la actriz en realidad era usuaria de iphone (y esto también rápidamente se divulgó en la Web 2.0).



"El fenómeno de las fotos que los ciudadanos se toman a sí mismos, en general con dispositivos móviles, y que luego suelen compartir en redes públicas o privadas ha hecho furor en los últimos años en todo el mundo" (op.cit).

Y esto también tiene mucho que ver con el miedo a no estar conectado (nomofobia) que es algo que viene creciendo y está perfectamente contado por el uruguayo Roberto Balaguer en una charla TEDx de 2012.

Adoramos a nuestros teléfonos inteligentes. Generamos muchos datos que aún nadie sabe bien cómo usar, pero hay muchas empresas trabajando en eso. Nos tomamos fotos, las geolocalizamos, las compartimos. Son tiempos de Facebook y Whatsapp, pero también son tiempos de cambio.

Seguramente en los próximos años nos volveremos más efímeros, más inmediatos, aún más online todavía.

El Mundial de Fútbol fue un ejemplo de todo eso, y más.


Tristemente el ébola fue también un tema destacado, y la revista Time lo destaca nombrando a quienes luchan contra la enfermedad como personajes del año. Doblemente triste: una enfermedad mortal, una enfermedad que es noticia sólo si sale fuera de Africa. Y se volvió viral que famosos se filmaran tirándose un balde de agua, aunque no tantos repararon en que estaba relacionado a una enfermedad muy cruel (ELA).


Aún no sabemos muy bien cómo manejarnos con las nuevas herramientas, por lo tanto

 

[Esta nota surge inspirada por un tuit de @dianagonzalez y una nota en su blog]
.