viernes, 17 de julio de 2015

Ceibal y Google

Este es un tema que hace días está dando vueltas, y me parece importante relatar cómo se han ido dando las cosas.

A fines de mayo el Plan Ceibal y ANEP comunicaron el acuerdo realizado con Google sin dar demasiada información sobre el alcance y el contenido, y ese quizás es el principal problema, asumiendo que si es para todos y es gratis, es bueno.

En ese contexto un conjunto de docentes e investigadores vinculados al tema del uso de las TIC en la educación, cuestionaron la falta de claridad de esta decisión, en una carta pública.

Dada la poca información publicada sobre el acuerdo, consulté a los responsables del Plan Ceibal quienes me explicaron que en realidad no hay un texto específico para nuestro país, sino que se aceptan los términos y condiciones generales sobre privacidad y transparencia de Google for Work, y el uso de los datos por parte de Google.

De una lectura inicial de esas normas surgen nuevas inquietudes y algunas respuestas.

Allí dice que se utilizan los datos para brindar el servicio acordado "Google processes your data to fulfill our contractual obligation to deliver our services" y que la información es accedida por empleados de Google: "Access rights are based on a Google employee’s job function and role—using the concepts of least-privilege and need-to-know—commensurate with the employee’s defined responsibilities". También que pueden brindar información a gobiernos que lo soliciten: "When we are legally required to comply with these requests, we deliver that information to the authorities".

Para educación se comprometen sin embargo a no utilizar la información para fines publicitarios (no solo no incluye publicidad sino que no se hace segmentación con los datos de los usuarios): "Google Apps for Education services do not collect or use student data for advertising purposes or create advertising profiles" "Google does not collect or use data in Google Apps services for advertising purposes." "We do NOT scan Google Apps for Education emails for advertising purposes." "Additionally, we do not collect or use any information stored in Apps for Education users’ Google Drive or Docs (or Sheets, Slides, Drawings, Forms) for any advertising purposes".

En tiempos en que desde el Gobierno se procura tener la información en servidores propios en dominios .uy y que se intenta mejorar las garantías en cuanto a la confidencialidad de los datos personales, creo que es entendible que surjan dudas, principalmente cuando lo que hace Ceibal tiene una gran visibilidad e impacto.

Sin embargo desde el Plan Ceibal, Miguel Brechner intentó quitarle importancia al tema, con declaraciones en Twitter ("No se que hará Google con los datos fotos y videos que guarden los liceales uruguayos") y los medios tradicionales de comunicación ("Es todo voluntario, acá no hay nada obligatorio, simplemente esto está disponible"), que han resultado aún más polémicas.

La UdelaR se pronunció a través de una resolución de su Consejo Directivo Central (CDC), en la que expresa que existe una “honda preocupación” por el tema y que es necesario que este tipo de acuerdos surjan con la “debida información pública” que permita una discusión sobre aspectos técnicos, políticos, económicos y jurídicos. El rector por su parte hizo declaraciones más allá de la resolución del CDC, que fueron tomadas por El País distorsionando el foco de la discusión que se intentaba promover, a lo cual Google debió salir a responder.

La Unidad Reguladora y de Control de Datos Personales de AGESIC hizo también sus comentarios al respecto y plantean que es necesaria la obtención del consentimiento de los padres de los alumnos menores de edad.

Después de todo esto, autoridades de la UdelaR y ANEP se reunieron para hacer aportes y colaborar en el análisis e implementación del acuerdo, mientras que la Comisión de Educación del Senado también pidió mayor información y apuntó a buscar una solución local.

Lo más importante aquí es no ridiculizar las críticas, permitiendo que la población en general y quienes hemos trabajado en temas del uso de las tecnologías en la educación, tengamos la oportunidad de analizar las propuestas y hacer nuestros aportes. Pues el paso siguiente es ver hasta dónde llegaremos con Google Apps for Education (con su orientación hacia la productividad) y cuál es su propuesta de contenidos.

[En estos días Ceibal ha publicado información complementaria sobre el acuerdo con Google].
.
.