viernes, 2 de enero de 2009

Pregúntele al cliente

Tomo algunas ideas del libro Clientes.com de Patricia B. Seybold para compartirlas en este blog.

El autor plantea que el objetivo de la empresa debe ser sobrevivir, y es un enfoque que comparto en mercados tan competitivos y con clientes cada vez más exigentes, como decía en uno de los primeros artículos del blog.

Una muy buena frase que rescaté del libro es la siguiente:

Lo que quiera saber pregúnteselo al cliente


Pues cuando hablamos de centrar a la empresa en el cliente nos referimos realmente a eso, donde el punto de partida, y de llegada sea el cliente. La organización no debería hacer otra cosa que pensar en el cliente, y hablar con él.

Si su empresa trabaja con distribuidores, recuerde que el verdadero cliente es el consumidor final, y no el intermediario. El cliente siempre debería ser el que usa el producto o servicio, y no el que paga o el que recibe la factura.

Eso implica también "que a los clientes les resulte fácil hacer negocios con Ud.", cosa que aunque parece trivial, no siempre sucede.

Hay empresas que olvidan el énfasis en el cliente, y parece que no quisieran que les compren. Por lo que no es algo menor ponerse como meta, rediseñar los procesos para el cliente.

Y ahora que estamos en épocas de crisis, nada más importante que identificar a los desertores, analizar las causas, trabajar en ellas, y establecer cómo serán recuperados. Finalizada la crisis no sería lógico empezar de cero a captar clientes.

[Imagen tomada de Virtuosso Producciones]
.
.