lunes, 17 de octubre de 2011

Foro Económico Mundial sobre Tecnología

Según el Informe Global sobre Tecnología de la Información 2010-2011 - Transformaciones 2.0 del Foro Económico Mundial, Uruguay está actualmente entre los 50 países más desarrollados en Tecnologías de la Información (TIC). Los cinco mejor posicionados de Latinoamérica y Caribe son: Barbados (38), Chile (39), Puerto Rico (43), Uruguay (45) y Costa Rica (48).

El informe analiza que tan preparados están los 138 países considerados para utilizar las TIC de manera eficaz en tres dimensiones: el entorno empresarial, normativo y de infraestructura general para las TIC; la disponibilidad de los actores clave de la sociedad y aprovecharlas y el uso real que hacen de las TIC disponibles. Actualmente en la cima de la lista están: Suecia y Singapur. Finlandia alcanza el 3er puesto, mientras que Suiza y Estados Unidos se mantienen estables, en el 4° y el 5° puesto, respectivamente.

A escala regional, a pesar de que varios países de América latina y el Caribe muestran mejoras importantes o la consolidación de logros en lo que refiere a la disposición en red, la región en su conjunto sigue rezagado de las mejores prácticas internacionales en el aprovechamiento de los avances de las TIC”. Brasil avanza cinco posiciones y, en la actualidad, se encuentra en el puesto nº 56 del ranking.

“A pesar de una ligera mejoría en la puntuación, la Argentina cae cinco lugares hasta 96° posición con persistentes deficiencias en su mercado (130) y entornos de regulación (115) y un orden de prioridades preocupante, casi inexistente difusión de las TIC y su uso por parte del Gobierno (135 y 101, respectivamente, para Gobierno de la disposición y uso). Por otro lado, el país cuenta con una infraestructura bastante desarrollada para las TIC (55), sobre todo gracias a una sólida base de recursos humanos. Por otra parte, la disposición de negocio sigue siendo elevada (49). Del mismo modo, la penetración de las TIC en lo individual (65) es satisfactoria, abriendo la posibilidad de aprovechar cada vez más las TIC en las relaciones Gobierno-ciudadano, sobre todo para la prestación de servicios básicos.


[Elaborado en base a información de Ciudad Biz y UyPress]
.
.