sábado, 19 de septiembre de 2015

Gracias Walter

En el día de hoy falleció el ex-decano de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración Walter Rossi. Un gran profesor, un gran tipo, a quién hace unas semanas pudimos entregarle el título de profesor emérito. Reitero hoy lo que escribí en esa ocasión:

Walter se graduó en el año 1969 como contador, pero ya desde 1966 ocupó cargos docentes en nuestra casa de estudios. Yo lo conocí como profesor titular (grado 5) de Teoría Contable Superior en 1997 cuando comencé a dar clases en la Facultad.

Se lo ha reconocido siempre como un gran profesional (socio de la firma Delloite) y un notable académico, pero por sobre todas las cosas Walter es un gran tipo. Tartamudo - que se ríe de si mismo, inquieto, divertido, dedicado, solidario, comprometido y generador de equipos de trabajo, estimulando el desarrollo de los más jóvenes, promoviendo el crecimiento de los demás y brindando los espacios necesarios. Acompañando, aconsejando, empujando, pero también dejando hacer y equivocarse.

Así fueron mis más de 17 años de trabajo con él en Facultad. Con Walter tuve la oportunidad de hacer cosas, de aprender de mis errores y de sus consejos. No solo compartimos el curso de contabilidad superior, sino que también integré su equipo de asistencia académica mientras fue decano.

Él fue un gran motor de la incorporación de tecnologías en los procesos de enseñanza y de aprendizaje. Nos dio carta libre cuando le planteamos utilizar Moodle en Facultad y nos sumamos al EVA de la Universidad, asumiendo los desafíos y los riesgos. Pensando en grande, involucrando docentes de distintas disciplinas y de diferentes grados.

Quizás de las cosas más significativas que le vi hacer (pues enseñaba ética en el salón de clases y en sus acciones), fue cuando en el año 2000 obtuvo su diploma de especialización en Finanzas, demostrando que siempre se está a tiempo de aprender y de crecer.

[Aquí algunas fotos de la ceremonia de profesor emérito, donde a pesar de lo avanzado de su enfermedad se lo puede ver con la alegría de siempre rodeado de muchas de las amistades que supo cultivar]
.
.