miércoles, 9 de noviembre de 2016

Reflexiones sobre Contadores y Sistemas de Información

En el día de ayer participé de la Mesa Redonda: SIG y Contabilidad de Gestión en el VIII Congreso de Costos del Mercosur, VII Congreso de la Asociación Uruguaya de Costos y III Congreso Latinoamericano de Costos (AURCO), junto a Daniel Farré (Paradigma, Argentina) y Marcelo Podmoguilnye (UNCuyo, Argentina).



A continuación algunas de mis reflexiones durante la presentación.

Desde hace ya un tiempo, cuando hablamos de “sistemas”, nos imaginamos cables, datos, conexiones de red, computadoras, Internet y todo lo demás relacionado con informática.

Sin embargo los sistemas son algo natural, que está en la esencia misma de las cosas. Nuestros cuerpos son sistemas complejos, la vida se da en un ecosistema fragilmente equilibrado, donde se ha dado la evolución. Los sistemas transforman a los individuos para mantener ese equilibrio, optimizarse y ser más eficiente.

Pero en la naturaleza quien se ha diferenciado de los demás animales, es el ser humano por su capacidad de crear sus propias herramientas. Que transforman su entorno, pero también lo transforman en cuanto a capacidades, visión del mundo y relacionamiento.

En particular, en los últimos años hemos vivido una explosión del crecimiento de las capacidades de comunicación e interacción, que da lugar a un mundo hiperconectado, integrado y global.

Las redes de comunicaciones no son sólo de computadoras, las redes son de personas. Pues otra cosa que caracteriza al ser humano es su capacidad de relacionamiento y vida social. Las redes son de máquinas y de datos, pero sustancialmente son redes sociales.

En el mundo de las organizaciones, hemos visto cómo estos factores impactan significativamente: clientes más comunicados que reclaman mejores servicios, globalización de la producción, velocidad de comunicaciones, redes sociales virtuales, etc. que implican una mayor necesidad de eficiencia, satisfacción de clientes, diversidad de la oferta, nuevos modelos de negocios y rápida transformación y adaptación al cambio.

La tecnología puede ayudar mucho, pero aún existen muchas tareas que requieren del pensamiento humano, creativo, innovador, ético, diverso, no estructurado.

Por eso es más que válida la pregunta de cómo nos paramos frente a las tecnologías, y en particular frente a los sistemas ERP que estandarizan los procesos y la toma de algunas decisiones estructuradas, y también frente a los sistemas de BI - que deben ayudarnos a la toma de decisiones y a la planificación.

Debemos ser participantes activos en el diseño, implementación, uso, seguimiento, mejoras y auditoría de los sistemas.

Necesitamos interactuar con los sistemas informatizados, de manera de aplicar nuestras reales capacidades (no las transaccionales, de entrada de datos o de registro, sino las de análisis, modelización y decisión). Los sistemas de información son diseñados por humanos, con su capacidad creativa, de abstracción y de innovación. Seamos creadores de las herramientas del futuro.

Los datos serán muchos, pero es nuestra (aún) la capacidad de modelizarlos y transformarlos para que sean información útil para la toma de decisiones.

[Mesa Redonda: SIG y Contabilidad de Gestión]
.
.