martes, 18 de septiembre de 2007

Lavado de Cara

Los vinos de Bodega Pizzorno son realmente muy buenos, pero eso no alcanza. Por un lado tenemos el mercado local en crecimiento, pero con clientes que están aprendiendo sobre el producto y por lo tanto valoran la variedad y la experimentación.

En el mercado mundial, los vinos uruguayos siguen siendo casi desconocidos, con niveles muy reducidos de producción, y un poder de penetración insignificante. Por lo que mostrar el producto, llamar la atención del consumidor, y lograr tentarlo no es tarea sencilla.

En este contexto la mezcla de marketing no se puede descuidar en ninguno de sus aspectos (Producto, Precio, Promoción, Plaza), pero aquí voy a comentar algunos elementos relacionados con el packing y en particular las etiquetas de las botellas.

Las etiquetas utilizadas por ejemplo en la línea Don Próspero, que se pueden ver a la izquierda, no invitaban al consumo, eran oscuras, y muy sobrecargadas.

Luego de un proceso conjunto entre la bodega y una empresa de marketing argentina, diseñaron un nuevo logo, y nuevas etiquetas (imágenes de la derecha) que sin lugar a dudas reflejan mucho más la calidad del producto ofrecido.

.
.