jueves, 7 de febrero de 2008

Vinos y Mitos

La mitología entorno al vino no ha quedado solo en manos de Baco. Muchos hablan del tema, y varios mitos se han ido desarrollando:
  • "Los buenos son los roble, que tengan madera" - La realidad es que el vino es fruta. La madera le agrega complejidad en aromas y suavidad en boca, pero muchos buenos vinos no pasan por barricas de roble, y se disfrutan jóvenes.

  • "Mayor precio, mayor calidad" - Si bien es cierto que un vino que requiere muchos años de añejamiento y grandes cuidados en su producción y elaboración, está asociado a mayores costos. También hay excelentes vinos a muy buen precio. También muchas empresas en el negocio del vino usan el precio como llamativo de calidad, por lo que hay que tener cuidado.

  • "Los tintos se toman a temperatura ambiente" - Gran disparate para los días de calor del verano uruguayo. El vino nunca debería servirse a más de 18 grados.

  • "El vino es tinto, los blancos son todos iguales" - Es un error común pensar en el vino blanco como un vino dulce (abocado) y asociarlo al consumo femenino. Un blanco puede ser suave y fresco sostenido en su acidez (como en el torrontés o el sauvignon blanc), pero también puede presentarse complejo y aromático con toques de madera (chardonnay por ejemplo).

  • "Nunca con chocolate, y para el pescado vino blanco" - Si bien el chocolate satura el paladar algunos vinos dulces como el oporto no llegan a ser eclipsados por su sabor. Si se trata de comidas elaboradas con pescados, el vino blanco suele ser buena compañía, pero hay que tener cuidado de que tipo de salsas lo acompañan, pues en el maridaje la clave es que alimento y vino estén en sintonía.
Tomar vino se ha puesto de moda, y los expertos disfrazan el placer del vino, en complejidad inaccesible para el aficionado. El vino es placer, descubrimiento, y experiencia personal. Cada uno simplemente debe encontrar cual es el vino adecuado para cada momento, y disfrutarlo.

Si alguno quiere saber más: La sociedad de catadores dicta cursos (incluso en verano), y también lo ha hecho INAVI. Más que formar expertos, la idea es aportar información a los aficionados.
.
.