viernes, 1 de abril de 2011

Rifándose la Imagen

Como quizás sepan, en el año 1998 di mi Vuelta al Mundo con el Grupo de Viaje de Ciencias Económicas y tengo el placer de haber sido invitado a charlar sobre el tema para las últimas cinco generaciones de viajeros. Y quizás alguno de ustedes recuerde un artículo publicado por mí en este blog en febrero de 2008 donde daba mis argumentos a la pregunta ¿por qué un viaje de CCEE? Así que es fácil de imaginar que el viaje de los estudiantes/graduados de "economía" es algo que me interesa y me invita a la reflexión.

La nueva publicidad de la Rifa de Ciencias Económicas 2011 (que corresponde al grupo que viajará en 2012) ya está lista y comenzó a difundirse en la web. La letra de "una rifa me separa" recorre con humor la tradición de la venta de rifas para poder hacer "el viaje que está en mis sueños", y la difícil tarea de lograr que alguien con quien "no nos vemos mucho" compre un número.

Pero en términos publicitarios no me pareció para nada feliz hacer explícito eso de que puede ser que después de todo solo ganes "un radiograbador". Es cómo que la ironía humorística termina dañando el propio producto que se quiere publicitar. No imagino un spot televisivo de coca-cola diciendo que al final de cuentas estamos vendiendo agua negra con azúcar.

La segunda parte de la canción contrasta las añoranzas del viajero ("los mates de mamá, el asado de papá, el guarda y la ciudad, la rambla") con lo que ofrece el viaje, y a mi gusto vuelve a equivocarse ("las playas de Vietnam, tocar un tailandés, abrazar un nipón"). El humor vuelve a desperdiciarse en la simpleza y olvidando lo que son los verdaderos disparadores de la venta de la rifa.

Aquello de que "en Frankfurt tomaré una cerveza o dos", o que de recuerdo llevaré "las cremas del hotel" y "una manta de avión", se queda en las referencias más reprochables de los grupos de viaje.

Arquitectura por su parte tiene como lema este año: "queremos más parientes que nunca, para que los premios queden en familia", y en un correo que recibí decian algo así:
Como todos saben y es de público conocimiento, el viaje es una oportunidad que todos los que estudiamos arquitectura y realmente nos gusta lo que hacemos, no podemos dejar pasar. Es una oportunidad única de crecer tanto profesionalmente como personalmente… Una oportunidad de sumar a todo el conocimiento adquirido en la carrera, la posibilidad de conocer, vivir, experimentar, las diferentes obras, ciudades y culturas. La rifa es el medio que nos permite llegar a este cometido, brindándoles premios y beneficios directos a Uds. y ayudándonos a viajar a los estudiantes.

La gente de Arquitectura históricamente ha tenido mucho más claro el mensaje que se debe transmitir. Los premios son importantes, pero la gente compra la rifa por lo que significa: la obligación personal con un conocido y/o lo valioso que es para un universitario conocer el mundo.

Si no, miren los spots publicitarios para TV de ambos grupos de viaje en los últimos años:

Publicidades de Rifa de Arquitectura:
2008 Declaración (nosotros ganamos conocimiento, vos premios)
2008 Receta (arquitecto recibido)
2008 Se vende sola (la rifa de arquitectura se vende sola)
2009 Hindu baila murga (aprendemos de su arquitectura. Ellos de lo nuestro)
2009 Holandés juega truco (65 años de intercambio cultural)
2010 Salvate comprando (además de ayudarnos en la carrera...)

Publicidades de Rifa de Ciencias Económicas:
2007 Ahora te toca a vos (el premio es viajar con el grupo)
2008 Vos a quién llevarías (el premio es un viaje para ti y tus amigos)
2010 Calendario en pelotas (la rifa más jugada)

¿No se nota la diferencia?

[Si alguien quiere rifa, que me escriba, ya que tengo un montón de amigos vendiendo que merecen conocer el mundo]
.
.