lunes, 3 de junio de 2013

CRM en las nubes

Cuando éramos chicos, "estar en las nubes" no era algo bien visto. En general - en un país formado por inmigrantes, con fuertes valores asociados al trabajo duro, el sacrificio y el salir adelante en el día a día - no se aplaudía andar soñando, ausentarse de la realidad o imaginar mundos fantásticos.

Igual nada nos detenía y soñábamos mundos en las nubes...  desde los cuentos clásicos como el de los frijoles mágicos, hasta un Mario Bros. muy novedoso, pasando por la princesa Sofía de Sankuokai, siempre tuvimos nuestra cabeza en las nubes.

Más tarde, cuando ya fuimos grandes, los empresarios seguían diciéndonos que no era bueno estar en la nube. Las aplicaciones que corrían en Internet no estaban bien vistas por gerentes y directores, que se sentían más cómodos cuando los datos se almacenaban en servidores propios - físicamente cercanos a su oficina - aunque esto no fuera un lugar adecuado, no tuviera los niveles mínimos de seguridad aconsejados y el botón de apagado estuviera al alcance del personal de limpieza.

Se preocupaban mucho por la posible caída de la conexión a la web, pero poco de los cortes de energía eléctrica locales. Desconfiaban del hosting, y no de sus informáticos mal pagos.

Hoy la cosa va cambiando. De acuerdo con este informe de Gartner , el software-as-a-service (SaaS) aumentará su cuota en el mercado de CRM desde un 39% en 2012, al 42% a finales de este año, llegando a más del 50% en 2016.

Estar en la nube facilita la cosa. Es una forma de soñar sin tanta inversión. Una empresa pequeña puede dar un primer paso, sin arriesgar demasiado y sin necesidad de volverse especialista en tecnología... simplemente usándola.

[La referencia al informe de Gartner fue tomada del artículo "Choosing a cloud based CRM solution" de Kate O'Flaherty publicado en Techradar.pro, pero se puede leer más aquí y especialmente aquí]

[Imagen tomada de Business cloud news]
.
.