lunes, 10 de junio de 2013

Qué cobrás, bo....!

Billetes, monedas, cheques, cheques diferidos, traveller checks, van reduciendo su viejo poderío, para dar paso - firme y generalizado - a otros medios de pago.

Más allá de las corrientes especuladoras en torno a bitcoins, y los enormes esfuerzos de los grandes jugadores del mercado de TI por posicionarse con sus e-wallets, es claro que estamos frente a un proceso de transformación de los medios de pago.

Paypal a nivel internacional está consolidado como un sistema confiable y seguro para realizar compras a través de internet sin dar los datos de tarjeta de crédito a cada sitio que visitamos. Confiamos en Paypal para que guarde nuestros datos asociados a cierta tarjeta de crédito y al realizar una transacción en internet es suficiente ingresar usuario y clave personal de Paypal, para que este último se encargue de transferirle el dinero a nuestro proveedor.

Combinado con AlfaBrou, parece una de las soluciones más seguras para compras en el exterior desde hace ya bastante tiempo.

Pero en Uruguay también nacen nuevos actores locales que buscan facilitar las transacciones online y los procesos de cobranzas a clientes y proveedores pequeños y medianos.

Paganza por ejemplo permite a sus usuarios pagar cualquier factura, debitando el monto de la cuenta bancaria asociada. La persona sólo necesita habilitar en el banco el débito automático de Paganza, y utilizando la cámara de su teléfono móvil, puede reconocer cualquier factura con código de barras, para que Paganza haga el pago en su nombre.

Cobrosya, en el otro extremo, extiende la posibilidad de utilizar la red de locales de cobranzas de Abitab a cualquier persona o micro empresario, sin necesidad de que sus clientes tengan elementos del sistema financiero. Ingresando al sitio web se cargan los montos a cobrar de cada cliente, el sistema informa por SMS o correo electrónico a la persona, y ésta puede pagar en cualquier local de inmediato.

PagosWeb, busca posicionarse como pasarela de pagos, facilitando la incorporación de medios de pago en los sitios web de las empresas uruguayas, ya que permite sin necesidad de implementar una solución propia, que el consumidor utilice cualquier tarjeta de crédito o de débito para el hacer el pago.

Además, los teléfonos celulares y las tarjetas prepagas del sistema de transporte, permiten pensar en nuevas formas para transacciones que requieren micropagos, más allá del uso ya muy generalizado de tarjetas de crédito, débitos bancarios y cajeros automáticos.

[Imagen: monedas uruguayas de fauna autóctona, vistas aquí]
.
.