martes, 27 de noviembre de 2007

Dirigir en 5 Pasos

Las escuelas de negocios (principalmente en el modelo norteamericano) suelen tener un enfoque bastante alejado del lado social de la gestión, centralizándose tanto en los resultados de la empresa que suelen descuidar elementos importantes como la satisfacción de necesidades de los clientes, la responsabilidad social, y la devolución del valor aportado por los recursos humanos.

Hace un tiempo recibí información del IEEM sobre el ciclo de seminarios 2007, que incluía una presentación de los 5 pasos hacia la dirección estratégica:

1. Anticipar los cambios en las reglas de juego
2. Eliminar las trampas psicológicas
3. Gobernar a los que dirigen
4. Controlar lo importante
5. Usar bien el dinero

Ya desde la introducción, el Prof. Pablo Regent plantea algunos aspectos de su visión de la dirección estratégica que no me resultan del todo amigables. Se dice que "la empresa habrá de competir en un mercado", cuando lo correcto sería hablar de participación. Las empresas no necesariamente deben luchar unas contra las otras, sino buscar sus diferenciadores para compartir un mercado, en lugar de competir por él.

En los objetivos del seminario, Regent menciona la capacidad de "coordinar los esfuerzos de sus colabores", lo que parece totalmente insuficiente para la visión actual del valor del capital intelectual en las empresas. Pero también menciona, como al pasar, que "al final (...) sólo quedaran los resultados", y lo enfatiza al expresar que la meta es "llegar a éxitos" (que no define), y no aborda elementos relevantes en cuanto a la responsabilidad social empresarial, ni de hasta donde llega el enfoque a los resultados.

Más adelante se habla de lograr "el alineamiento de los objetivos corporativos", y olvida los intereses personales, el desarrollo personal, y elementos psicológicos de la satisfacción individual. Pues no se trata solo de alinear a las personas hacia los objetivos de la empresa, sino de establecer relaciones donde ambos ganen.

Sigue la misma línea que en otros artículos, donde justifica la importancia de las políticas de recursos humanos en base a una visión unilateral del negocio, diciendo que "una mala gestión de las personas termina en costos innecesarios".

De todas maneras espero que solo se trate de aspectos que no quedaron correctamente expresados en el folleto de presentación del seminario, y que en clase el Prof. Pablo Regent los discuta y analice en profundidad.
.
.