viernes, 25 de enero de 2008

Grande Mastra!

Mastra es también una marca en Brasil, pero lejos está de tener algo que ver con la nueva cerveza artesanal uruguaya de la que quería comentarles.

En este blog suelo hablar de vinos, pero por suerte no es la primera vez que el mercado cervecero uruguayo presenta novedades de las cuales hablar.

En tres versiones: Dorada, Roja y Negra, estas cervezas de calidad excepcional son elaboradas con maltas nacionales y alemanas, a las que se les suma el lúpulo, la levadura y el agua, se comienzan a producir en pequeñas cantidades (20.000 litros mensuales) y se venden únicamente en botellas de 355 mL.

Al doble del precio de las cervezas tradicionales nacionales (Pilsen lata $ 16,50 - Patricia Negra $ 19 - Zillertal $ 21), de todas maneras no son inaccesibles en comparación con las importadas (Budweiser $ 23,50 - Heineken $ 29,50 - Corona $ 29,90 - Carlsberg $ 31 - Stella Artois $ 34 - Erdinger $ 49). Pagar $ 39 por cada botella de Mastra no parece algo tan disparatado, pero tampoco es como para tomar todos los días.

La cata comparada de las tres comenzó con la Dorada (Golden Extra Special) que nada tiene que ver con lo que uno está acostumbrado de las cervezas rubias clásicas tipo pilsener. En boca se siente con mucho más cuerpo, con notorio destaque del sabor a la cebada mateada, y un porcentaje de alcohol (5,7% Vol) superior a las laguer uruguayas que tienen 4,5% Vol.

Al pasar a la Roja (Strong Scotch Ale) el alcohol sube a 6,2%, y está mucho mas presente el sabor caramelizado, quizás sea mi preferida de las tres por su presencia en boca, y su suavidad.

Finalmente la Negra (American Stout) que también tiene 6,2% de graduación alcohólica (como referencia recordemos que Patricia Porter y Pilsen Stout tienen 5,8% Vol), se destaca en nariz por el aroma tostado que recuerda al café recién molido, y al beberla es notorio su buen cuerpo, dejando un suave tono amargo que prolonga la sensación en boca.

Espero que los lectores se animen a probarlas, y nos cuenten sus impresiones.
.
.