viernes, 8 de agosto de 2008

Irresponsabilidad Social

Me llega por correo electrónico una promoción de Nestlé del Uruguay que invita a registrarse en su página web como una manera de apoyar al Hospital Pereira Rossell, ya que la empresa donará $ 10 (diez pesos uruguayos, algo así como medio dólar) a la Fundación de amigos del Hospital, por cada persona que se registre.

Quien me re envió el mensaje decía: “estamos ayudando a una buena causa”, y agregaba al final “igualmente nuestros datos pululan tanto en Internet, que ponerlos en una página más, para hacer un bien a unos cuantos niños, me parece que no cuesta nada”.

Parece una buena idea, pero revisemos algunos detalles: ¿Cuál es la meta? ¿Cuántas personas pueden participar de algo así? . Multipliquemos ahora esa cifra por 10, y tendremos el máximo que puede llegar a donar Nestlé.

Estamos hablando entonces de algunos miles de dólares donados por una de las multinacionales más grande que existe. ¿Cuánto suele gastar este tipo de empresas en sus campañas publicitarias? ¿No parece una cifra ridícula? ¿Qué obtienen por tan poco dinero?

Nos piden que nos registremos, que demos nuestros datos personales (nombre, apellido, cédula, fecha de nacimiento, email, ciudad/barrio, dirección, intereses, composición del hogar, mascota, datos de consumo), y nos incorporan a su base de datos para futuras promociones, a un precio ridículo.

Las condiciones de uso aclaran: "NESTLÉ no estará sujeto a obligación alguna en cuanto a la confidencialidad de la información presentada".

Es la antítesis de otros ejemplos de buenas estrategias para el mismo fin comercial, que parece burlarse de las buenas intenciones de las personas.

Por las dudas las bases aclaran que la donación será "hasta un monto máximo de $ 40.000 (pesos uruguayos cuarenta mil)"... no sea cosa que se nos vaya de las manos tanta generosidad.

Obviamente escribí esto a la dirección de email institucional de Nestlé, y no tuve respuestas.
. .