sábado, 23 de agosto de 2008

Tecnología y Educación

Hace unos días escribía aquí sobre la importancia de, no solo formar en los contenidos específicos del grado y valores compartidos, sino también en una serie de competencias genéricas.

La UNESCO (United Nations: Educational, Scientific, and Cultural Organization) ha preparado un material bajo el título ICT Competency Standards for Teachers, donde establece una serie de competencias mínimas que deberían tener los docentes de las distintas áreas de formación con el objetivo de permitir a los estudiantes lograr ser usuarios capacitados de tecnología de la información; buscadores, evaluadores y analistas de información; solucionadores de problemas y tomadores de decisiones; creativos y usuarios efectivos de herramientas de producción; comunicadores, colaboradores, productores y publicadores; y también ciudadanos responsables, informados, y con capacidad de contribución.

Es interesante la propuesta que reconoce la importancia de adquirir capacidades vinculadas a las tecnologías de la información y comunicación (TIC), y no concentra la responsabilidad educativa en docentes de informática, sino en el conjunto de los educadores que deben incorporar conceptos y habilidades vinculados a la tecnología.

En el Plan de Estudios de 1990 para la Facultad de Ciencias Económicas se incluyó una materia específica de Computación, y para su dictado se creó un laboratorio de informática. Actualmente el enfoque es otro, ya que se procura que la tecnología sea una herramienta de apoyo en las distintas asignaturas.

Las computadoras OX del Plan Ceibal no son para “aprender computación”, son una herramienta que transforma el aula, y posibilita la aplicación de estrategias educativas adecuadas, donde el estudiante sea el centro del aprendizaje.

[Imagen de Ricardo Pisano (Sanopi) para el libro Ceibal en la sociedad del siglo XXI]
.
.