miércoles, 17 de septiembre de 2008

Vendiendo el Alma al Diablo

Del poderío de Google no hay dudas, y en la misma línea de lo ya escrito por aquí, Sebastián me pasa un dato sobre Chrome (el ya famoso explorador de Internet de Google).

Cuando uno se baja el software y lo instala acepta algunas reglas (de esas que son letra chica del contrato y nadie lee), pero entre ellas está la siguiente:

"The Chrome EULA reads like a lot of Google's other EULAs. It requires users to "give Google a perpetual, irrevocable, worldwide, royalty-free, and nonexclusive license to reproduce, adapt, modify, translate, publish, publicly perform, publicly display and distribute any Content which you submit, post or display on or through, the Services."

En resumen esto era algo así como que Google se reservaba el derecho de "reproducir, adaptar, modificar, traducir, publicar, ejecutar públicamente, exhibir públicamente y distribuir cualquier contenido que usted envíe, publique o exhiba en o a través de los servicios de Chrome".

Por suerte duró poco esta especie de venta del alma al diablo, pues Google debió rectificarse, y ahora la redacción es:

"Google gives you a personal, worldwide, royalty-free, non-assignable and non-exclusive license to use the software provided to you by Google as part of the Services as provided to you by Google (referred to as the “Software” below). This license is for the sole purpose of enabling you to use and enjoy the benefit of the Services as provided by Google, in the manner permitted by the Terms".


Al parecer Google se dio cuenta que no todo le está permitido, ya que alguna gente ve en su crecimiento, algo similar al camino de Microsoft, y se exigen frenos.

Sobre esto último nada mejor que este video que ya tiene un tiempo en la web.



[Imagen: Intervención del logo Chrome, GB (CC)]
.
.