jueves, 12 de marzo de 2009

Cosechando uva desde el tractor

Al parecer las botellas de vino fechadas en 2009, serán reconocidas como de las mejores cosechas de nuestro país. La sequía, que tanto daño hizo en el agro, ha dado a la vendimia uvas de gran calidad y buena graduación, que se espera no se vea afectada por las últimas lluvias.

También este 2009 será un año especial, pues varias bodegas estarán realizando la primer cosecha con el uso de maquinaria especializada. Según se recoge en una nota de la diaria canaria del martes 24 de febrero, se trata de dos máquinas New Holland Braud armadas en Francia (una modelo VL6080 para un grupo de vitifruticultores de Juanicó y Canelón Chico, y otra modelo VL6060 propiedad del grupo Traversa).

Esta maquinaria (que trabaja 24 horas al día, con iluminación propia, y cabina presurizada y climatizada) recorre las hileras de los viñedos, sacudiendo la planta y recogiendo los racimos en tolvas con una capacidad de 1.800 kilos. Permite cosechar 100 metros en poco mas de 1 minuto, sin desperdicios y dejando muy poca uva en las plantas.

Como referencia, se estima que se necesitan 50 personas durante más de 20 días de trabajo, para cosechar lo que la máquina hace en 55 horas. La recolección manual se hace en cajones de 20 kilos que se pagan alrededor de 5 pesos, y ocupa a muchísima gente en forma zafral, ya que un cortador puede hacer casi 100 cajones por día, lo que le permite cobrar el doble del jornal de un peón rural.

Los productores estiman que el costo de las máquinas (unos 280.000 dólares cada una) se puede recuperar en tres años (cosa que en lo personal dudo mucho, ya que los productores mencionados reunen solo 210 hectáreas y un promedio de 4 millones de kilos de uva al año). Pero si se considera que muchas veces la lluvia impide la cosecha en tiempo y forma, es probable que los beneficios sean significativos.

Bienvenida desde aquí la incorporación de tecnología, que permite mejores puestos de trabajo, eficiencia, seguridad, y mayor calidad en el producto final. Lo que también es importante señalar es que serán necesarias políticas para la reconversión de los cortadores que perderán sus fuentes de trabajo.

[Imagen: Cosechadora New Holland Braud]
. .