martes, 17 de marzo de 2009

Marketing Viral

Ya he hablado aquí de Marketing Viral, y también lo charlamos por acá y acá con algunos ejemplos concretos, pero quería aprovechar esta nota de Duncan J. Watts y Jonah Peretti publicada en la Harvard Business Review para volver a darle una mirada al tema.

Watts y Peretti dicen "parece ser el perfecto 'almuerzo gratis': seleccione un grupo pequeño de personas para 'cultivar' su idea, producto o mensaje; haga que se transforme en un virus; y luego observe mientras se propaga sin esfuerzo", pero enseguida advierten que existen muchos más fracasos que aciertos.

Al igual que las enfermedades infecciosas, "el número esperado de nuevos contagiados por cada difusor es llamado 'tasa de reproducción' (R), y cuanto R es mayor que 1, cada persona que recibe el mensaje lo difundirá, en promedio, a más de una persona adicional, generando un crecimiento exponencial".

Como alternativa al posible fracaso, existe un enfoque llamado marketing de gran cultivo que combina el marketing viral con los medios masivos, ya que "si el cultivo inicial (N) es suficientemente grande, incluso con un R menor que 1, el proceso de extinción tardará varias generaciones, alcanzando a muchas personas más".

Estudios matemáticos estiman que el número final de afectados es aproximadamente N/(1-R), lo que significa que si la tasa de producción es de 0,5 (cada generación tiene la mitad del tamaño de la anterior), si hacemos un cultivo inicial de 10.000 personas, llegaríamos al doble de personas que lo que se lograría con una campaña tradicional.

La empresa Oxygen Network logró una tasa superior al 70% en una campaña de donación de US$1, donde partiendo de 7.064 participantes llegó a 23.544 afectados, y esas son cifras más que interesantes.

[Imagen: Diagrama del Virus Influenza tomado de IFPMA]
. .