martes, 5 de septiembre de 2006

Qué valores enseñamos?

El decano de Ciencias Económicas (Walter Rossi) ha escrito algunas reflexiones sobre la Educación en Valores, de las cuales aquí transcribo un párrafo que sirve de ejemplo:

Una parábola que se repite con bastante frecuencia en cursos de “marketing” y de “management”: Dos jóvenes ejecutivos norteamericanos han terminado sus ejercicios en Central Park de New York y están sentados descansando. Se han sacado sus zapatillas de correr y secan su sudor. En ese momento ven a 50 metros un tigre. Uno de ellos se pone rápidamente sus zapatillas. El otro lo mira y le dice “para que te pones las zapatillas si igual nos va a alcanzar”. El diligente le contesta “lo importante es que te alcance a vos primero que a mi”. Esta parábola procura explicar la competitividad. Yo diría la competencia salvaje. Es la negación de los humanos como tales. Seguramente de actuar como dice el diligente el tigre se hubiera desayunado al primero y luego lo hubiera alcanzado a él y habría realizado su almuerzo. Los humanos en sus primeros momentos crearon tribus, vivieron en comunidades, enfrentaron entre todos a los tigres, con piedras y palos, quizás guiados por líderes que habrán aparecido en función de su compromiso con los demás, su fuerza o su inteligencia. De esa forma enfrentaron a todos los animales más feroces y fuertes que ellos individualmente pero a los que vencieron sobre la base de la solidaridad. El hombre es un ser social porque de otra forma habría desaparecido. Este ejemplo es producto de un tipo de educación que en mi opinión atenta contra la esencia humana. Creo que es educar en los contravalores.

Más adelante Rossi recuerda una frase escrita como lema en un colegio: "En un mundo competitivo, formamos jóvenes solidarios y competentes".