viernes, 20 de octubre de 2006

Productos con Marca Propia

Ya se los anticipé soy un cliente exigente, lo cual creo que no solo es beneficioso para mi, sino que también lo soy para las empresas (aunque a veces no lo saben) pues les doy información de lo que yo entiendo hacen mal.

Alguien dijo alguna vez: nuestro mejor cliente es el que si lo atendemos bien se lo dice a todos, y si lo atendemos mal nos lo dice a nosotros.

¿Por qué en los supermercados aparecen productos etiquetados con la marca propia del supermercado? Obviamente la respuesta tiene que ver con los precios, o mejor dicho con sus costos.

Obligar a los proveedores a que etiqueten sin su marca, es una herramienta de negociación con el proveedor, ya que el cliente no se ata a la marca del proveedor sino a la marca del supermercado.

Una vez que el cliente compra siempre el mismo producto, es muy fácil cambiar de proveedor, o al menos amenazar al proveedor que si no baja los precios se cambiará de proveedor. Esta baja de costos no necesariamente implica un menor precio para el cliente final, sino que a veces es solo una herramienta más para mejorar el margen del supermercado.

¿Cómo cliente debo aceptar esto? Si lo que busco es precio, puede ser que sea una metodología que me asegura algunos mínimos niveles de calidad a un precio bajo. Pero si le doy un cierto peso a la calidad, y me interesa conocer a mi proveedor, la marca propia corta la relación entre el consumidor final y el proveedor original.