viernes, 22 de junio de 2007

¿Ser o Consumir?

A principios del mes pasado participé del curso de "Comportamiento del Consumidor" que llevó adelante la Prof. Lic. Graciela Fernandez, como parte del posgrado en Marketing de la Facultad de Ciencias Económicas.

Ahí hablamos de segmentación, procesos de decisión del consumidor, factores influyentes, persepción, aprendizaje, actitudes y movitivación, modelos de decisión, inventarios psicográficos, y fundamentos de la Teoría Vincular.

Por esos mismos días, Guillermo Lamolle escribió una nota sobre el nuevo disco de la murga Queso Magro (Hasta acá llegó mi amor, Bizarro 2007) y resaltaba el texto de Magdalena, el cual reproduzco a continuación:

La vida de Magdalena es una condena
que pena, que pena
la vida de Magdalena
Dicen que Magdalena no es de Carrasco
hizo el liceo privado solo hasta cuarto
a veranear a Punta ella va poco
su dvd no anda lo tiene roto
y el celular que tiene no saca fotos
la vida de Magdalena es una condena
que pena, que pena
la vida de Magdalena
dicen que Magdalena no juega al tenis
y que tan solo tiene un vaquero Levis
en el hipotecario tiene una cuenta
cobra casi lo mismo que 3 maestras
y los martes y jueves no duerme siesta
dale a tu cuerpo alegría a Magdalena
eeee Magdalena ha
dicen que usa perfumes de los baratos
nunca pisó el Malvín siempre va al Albatros
ya no puede pagar su personal trainer
no tiene coche propio usa el del padre
y lo peor de todo no tiene cable
la vida de Magdalena es una condena
que pena, que pena
la vida de Magdalena
Me parece una excelente fotografía del consumo, y una demostración simple de como la Teoría Vincular explica el comportamiento del consumidor.
.
.