jueves, 15 de mayo de 2008

Gay Consumido

Un artículo de El País en el suplemento El Empresario del pasado 9 de mayo, hace que vuelva a escribir sobre un caso particular de un segmento de clientes denominado DINK, del cual ya había hablado aquí.

DINK = Dual Income No Kids
(hogares donde ambos trabajan y no tiene hijos)

Un caso en particular es el de parejas gay, y de a poco han aparecido negocios gay en Uruguay (cruceros, agencia de viajes, boliches, hostales), aunque localmente las marcas no se han lanzado a cautivar este interesante nicho de consumidores.

Las estimaciones de gays para Uruguay fijan en más del 10% de la población, y tienen generalmente buena capacidad de consumo, compran muchas veces compulsivamente, y es fiel a las marcas. Esos mismos estudios al respecto revelan que las lesbianas son menos consumistas.

Las agencias de medios OMD y Phd encararon un estudio sobre el punto a nivel Latinoamericano, que incluyó a Uruguay: Un 90% de los homosexuales ha "salido del closet" alguna vez reconociendo su verdadera orientación sexual a alguna persona en particular, donde hay dos extremos importantes a identificar. Por un lado, las personas mayores que tratan de ocultar su realidad, le cuentan sólo a los amigos más cercanos y ocultan su realidad a la familia. Y por otra parte, se encuentran los jóvenes homosexuales que reconocen más temprano su identidad, son más abiertos y cuentan a todo el mundo incluyendo a su familia.

Uruguay aparece como el país donde la mayor cantidad de los jóvenes le dicen por primera vez a alguien que son gays entre los 16 y los 19 años.

"Existe una gran paradoja porque pese a que los homosexuales han salido mayoritariamente del closet -como se dice coloquialmente- la sociedad todavía no los acepta completamente", explicó Martín Núñez, encargado de Research de OMD Uruguay. Al no haber una aceptación total de la sociedad hacia ellas, las personas homosexuales se mueven entre el ámbito público y el ámbito privado, y en definitiva hace que gasten más que otros segmentos, porque responden a dos realidades diferentes.

Entre las marcas que los gays reconocen que son las que han ido generando más empatía debido a que éstas han sabido orientarse hacia sus gustos y necesidades, están: Dolce & Gabbana, Calvin Klein, Levi`s, Absolut, Sisley, Diesel, Gucci, Banana Republic, Johnnie Walker, MTV, Lucky Strike, Versace, Prada, Nike y Hyundai.

El estudio determinó que los gays son consumidores hedonistas y pragmáticos, enfocados hacia la "calidad de vida" y la "buena apariencia". En lo que más les agrada gastar es en entretenimiento: viajes, salidas, ropa y cosmética. Su consumo, según la investigación, no se fundamenta en la necesidad sino en el placer.

Según el estudio, buscan verse y sentirse únicos, por lo que marcan tendencias en la moda, están en la constante búsqueda de la diferenciación y del estilo propio.

Más de la mitad tiene celular, DVD, computador, MP3, TV Cable, cámara digital e Internet banda ancha. El 38% tiene casa o departamento propio y el 33% tiene auto.

¿Su empresa considera este segmento de mercado?

[El artículo completo aquí]
.
.