viernes, 2 de mayo de 2008

Las Personas Expuestas

En este mismo blog ya he escrito sobre la confidencialidad de los datos de los clientes (notas por aquí y por allá, con algún agregado en comentarios aquí), lo que incluso motivó a otros a escribir al respecto, y también sobre lo que dice la web de las personas.

También he analizado el tema en clase, y un par de ejemplos que pongo siempre son el de Antel que debió quitar la posibilidad de buscar un nombre a partir de un número de teléfono, algo que resultaba tan intersante y útil, como “peligroso” (al menos para el cuento del tío).

El otro caso es el de la web de la IMM donde se podía obtener la factura de patente de rodados con la matrícula, cosa que fue quitada pues a partir de ese dato uno accedía al nombre y dirección de un conductor “molesto” en el tránstio.

Ahora Antel volvió a dar el servicio que permite consultar el nombre del titular del servicio telefónico y la dirección donde está ubicado. La novedad respecto a cómo se hacía antes es que ahora "para acceder a la consulta Ud. deberá tener usuario registrado" y además por cada consulta realizada deberá abonar $ 3.97 impuestos incluídos.”

No creo que el ánimo sea el de recaudar por el servicio, y espero que el objetivo sea guardar la información de esas consultas en caso de reclamo judicial. Hoy día no se necesita ni siquiera saber como se escribe el apellido de alguien para tener datos como la cédula. En Antel el sistema realiza una búsqueda fonética desplegando todos los nombres y/o apellidos que se escriben de manera similar. Con el nombre, si se trata de un profesional, estudiante o docente universitario, la página de las elecciones universitarias nos ofrece el dato de la cédula de identidad.

[Imagenes tomadas de Omeyas e InternetWorks]

.


.