sábado, 28 de mayo de 2011

Redes Sociales y Prensa Amarilla

La prensa escrita tuvo (tiene) las grandes ventajas de lo que se imprime, de la verdad documentada, del respeto a la profesión periodística, de cuarto poder. Y eso incluye en Argentina a un diario como "La Nación", que en estos días cumplió su función de informar sobre el trágico accidente del avión de Sol que terminó con la vida de 22 personas, pero en su intención de ir un poco más allá (¿para qué?) no solo bordea lo que se le llama prensa amarilla sino que juega con las nuevas tecnologías asociadas a la Web 2.0 otra vez mal.

En una de las varias notas que publicaron en referencia a este accidente aéreo, aprovechan una casualidad (Agustina Piana, una pasajera que se baja del avión en una escala previa) y la existencia de las redes sociales (cuenta en twitter, fotos subidas a facebook y un blog personal) para crear un escenario fantástico que termina siendo una falta de respeto a los involucrados.

Agustina antes del accidente publicó en las redes sociales lo mucho que se movía el pequeño avión - en el cual yo también tuve la misma experiencia el año pasado - pero con la naturalidad que cualquier persona lo cuenta a sus amigos.

Al enterarse del accidente vuelve a escribir en twitter con la reacción normal de quien acaba de zafar de la muerte: "La puta madre, se cayó el avión en el que viajé a Mendoza. El mismo avión que tenía miedo xq era 1 horror lo inestable y el ruido".

La Nación aprovecha esas dos publicaciones para armar un verdadero circo publicando "la última foto del avión antes de la tragedia" (en lugar de mencionar que allí se ven a algunos de los pasajeros que murieron en esa jornada) y transformando viejos textos de su blog en declaraciones sobre el asunto de la muerte y el futuro pre-escrito de cada uno.

Esta joven argentina se vio en la necesidad de borrar sus comentarios sobre el tema, aclarar que el vuelo no tuvo nada de raro, lamentar el trato dado por la prensa a sus textos y descartar todo tipo de descontextualizaciones.

Para rematar la nota, el periodista de La Nación da vuelta un texto del blog de Augstina escrito en noviembre del años pasado para darle conexión con el accidente, aunque signifique decir exactamente lo opuesto a lo que expresara su autora.

El texto original de Piana habla de "como cada acción y decisión que uno toma, puede llegar a hacer un giro de 180º en tu vida y en la de los demás", poniendo como ejemplo que "el decidir ir por un camino en el auto puede evitar/causar un accidente". Ella dice allí que "cada camino que tomamos, cada decisión, cada cosa que hacemos, modifica el rumbo de nuestras vidas y de la de los demás".

Y en el párrafo siguiente deja en claro su referencia al destino: "Lo que si creo, es en el destino, pero no en el destino del que está escrito y que uno está predestinado a vivir, sino que cada uno va construyendo su destino, con cada decisión que toma", hablando luego de la película “Efecto Mariposa”.

Pero La Nación lo desordena y lo escribe así:
"En lo que si creo es en el destino. Cada camino que tomamos, cada decisión, cada cosa que hacemos, modifica el rumbo de nuestras vidas y de la de los demás. No deja de sorprenderme el universo de oportunidades y opciones de consecuencias que hay con cada acción, tanto positivas como negativas. Y pensar «si hubiera salido 3 minutos más tarde»; «si hubiera tomado otro camino», «si hubiera elegido otra cosa»... El decidir ir por un camino en el auto puede evitar/causar un accidente".

Reordenando el texto y quitando algunas partes dice lo contrario a lo que se dijo en el blog, pero era necesario usar el twitter, facebook y blog de Agustina para aprovechar la casualidad y convertirla en noticia.

Lamentable.

[Foto de la cabina de un avión de Sol tomada en Noviembre de 2010, GB (cc)]
. .