miércoles, 7 de agosto de 2013

¿Quién pone el precio? Ideas para un precio justo

Ya antes en este blog hemos compartido ideas sobre sitios vinculados a los descuentos sobre los precios de productos de consumo masivo.

En los últimos días conocí Ponele Precio, un sitio que propone que los usuarios establezcan el precio que están dispuestos a pagar por un cierto producto, para luego confirmar la compra si es que el proveedor está dispuesto a vender a esos precios.


Pero la propuesta no me resulta para nada transparente. En principio uno podría pensar que el mecanismo es simple: cada usuario declara a qué precio está dispuesto a adquirir un producto y la empresa que gestiona esta página, busca un proveedor y le propone una compra mayorista. Si el proveedor acepta, se hace la transacción, y si no consiguen comprar a ese precio todo se cancela. La ganancia de la pagina uno puede imaginarse que es una comisión sobre las ventas, o directamente el valor adicional que pagan algunos usuarios respecto al precio acordado con el proveedor, pero esto no se explicita en la web.

Por ejemplo podríamos tener a tres personas que ofertan 100, 500 y 700 pesos respectivamente. Finalmente la página acepta las propuestas de los dos últimos y se realizan esas dos transacciones. Pero no es claro a qué precio se compró al proveedor, pues nadie conoce las ofertas realizadas salvo la empresa que gestiona la página. Quizás pagan al proveedor 400 y ganan 400 adicionales (700-400 + 500-400).

Alguien podría decir que esto no tiene nada de malo, que el proveedor vende al precio que está dispuesto a vender y cada cliente paga lo que está dispuesto a pagar, que es simplemente la libre economía. En primer lugar es importante destacar que no está explicitado el modelo de negocios, y además yo creo que es libre economía capitalista y salvaje, donde las deficiencias en el flujo de la información generan ganancias sin agregar valor.

Pude intercambiar algunas líneas con la gente de Ponele Precio, y  se definen como una "startup" uruguaya que recién esta empezando, y sienten que están en un proceso de aprendizaje, validación y experimentación. Dicen que a nivel fundacional la idea es que los usuarios paguen el precio que les hace sentir bien, considerando su economía doméstica y su interés por el producto. Y al parecer hasta ahora tienen 100% de satisfacción en la experiencia de compra.


En lo personal prefiero pensar que todavía falta mucho por hacer ya que Internet nos permite funcionar de maneras diferentes - realmente innovadoras, que transformen la economía tal como la concebimos actualmente - que en lugar de apoyarse en la falta de información hagan lo contrario. Desarrollar modelos colaborativos acordes a la realidad de una web 2.0, las comunidades virtuales, la colaboración, el trabajo en red.

Los sitios como Woow y Groupon, pueden no ser el óptimo, ya que en realidad no se trata de grupos de compra de consumidores, pero es totalmente transparente, más allá de que algunos precios de referencia puedan a veces estar inflados.

Quiero dejar en claro que no es un tema que pase por la existencia o no de una empresa como intermediario, que obviamente va a tener fines de lucro, lo cual es respetable. Pero el lucro no es incompatible con estrategias de ganar/ganar... ya que se puede hacer dinero a partir de procesos colaborativos.

¿Qué opinan? ¿Es sostenible una estrategia como la de este nuevo sito? ¿se pueden pensar modelos diferentes?
.
.