viernes, 2 de marzo de 2007

Hacia el PC totalmente vacío

Imaginen que encienden su PC, o mejor dicho cualquier PC, pues (también imaginen) no hay absolutamente nada en las computadoras de sus hogares, que las diferencien de las de sus trabajos, las del aeropuerto o las de un cyber café.

Ahora a la computadora que ustedes imaginan le quitan algunas cosas: para empezar el disco duro, la vieja disketera, y la próximamente obsoleta lectora de CD. Pero no se limiten a eso. Quiten también word, excel, powerpoint, el programa de mensajería instantánea, el administrador de correo, calendario y tareas. Ya que están saquen windows, dejen solo un browser (como Internet Explorer o Firefox) y unos cuantos puertos USB en la pequeña torre que les queda.

Conecten ese computador "vacío" a Internet.
  • Para qué quiero disco duro, si varios servidores en el Mundo pueden guardar mis archivos, respaldarlos y tenerlos siempre disponibles (en cualquier momento y desde cualquier PC).
  • Para qué necesito aplicaciones pesadas, de las cuales solo utilizamos algo más que el 5% de lo que ofrecen.
  • Por qué no acceder a un "escritorio virtual" desde el cual pueda acceder a mis archivos almacenados en un servidor de la web.
  • Por qué no hacerlo, si además los documentos y planillas que creo en la web puedo compartirlos e intercambiarlos, al igual que las presentaciones, fotos, e incluso el calendario.
  • Por qué no abandonar el outlook, si hay manejadores de correo 100% web que son muy completos, e incluyen mensajería integrada.
Si quieres almacenar algo confidencial, tienes memorias flash USB, tarjetas SD con capacidades cada vez mayores y discos exteriores gigantes (pero pequeños en tamaño).

A esta visión de trabajo en Internet se sumó Adobe, que en seis meses pondrá a disposición de los interesados una versión gratuita y web de Photoshop, la cual se suma al Adobe Remix para editar video que ya está disponible.

Son cosas que nos deberían hacer repensar nuestro modelo de trabajo frente a la computadora.