miércoles, 21 de marzo de 2007

La diaria, un año a diario

Hay que estar realmente loco para meterse en un proyecto periodístico independiente, basado en gente relativamente joven, y sin las estructuras tradicionales de la prensa escrita. Significa enfrentarse a los que afirman que los diarios van a desaparecer con el auge de Internet, que la gente no está interesada en la política, que El País se vende por los clasificados, que al gobierno no le gustan las críticas, y que las publicaciones o son oficialistas o son opositoras.

Pero la diaria sacó su primer número el 20 de marzo del 2006, y ayer cumplió su primer año de vida. Marcelo Pereira, su director y principal impulsor, hizo la apuesta, sumó fuerzas en un equipo de orígenes diversos, y sigue al firme.

Un diario por suscripción, de lunes a viernes, con fotos de portada muy llamativas, con un lenguaje claro y sencillo, y (por ahora) con una distribución de menos de 5.000 ejemplares que no se venden en kioscos, sino que se entregan a domicilio temprano por la mañana.

Conocía la publicación (algunos compañeros de CCEE están involucrados en el proyecto), tenía muchos comentarios positivos y había leído varios artículos, pero recién este mes me he sumado formalmente a sus lectores por suscripción.

Un verdadero placer leer la prensa sin notas editoriales, con profundidad en la investigación periodística, y sin el sensacionalismo de titulares o notas policiales (que tanto venden últimamente).

Que crezca, que dure, y que no pierda el rumbo!
.
.